Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) se personan en la RFAF para solicitar información relativa a la RFEF y, en especial, a la Mutualidad, órgano dependiente de la Federación Española

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) se personan en la RFAF para solicitar información relativa a la RFEF y, en especial, a la Mutualidad, órgano dependiente de la Federación Española



Esta miércoles y en relación a la detención del presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, se han personado en la sede de la Mutualidad de Futbolistas Españoles en Sevilla tres agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) para solicitar información relativa a la RFEF y, en especial, a la Mutualidad, órgano dependiente de la Federación Española.

La Real Federación Andaluza de Fútbol ante esta visita de la UCO ha realizado un comunicado en el que explican que “ha colaborado, como ya lo había hecho en otro requerimiento anterior de los Juzgados de Majadahonda, aportando toda la documentación requerida por los funcionarios judiciales con el fin de contribuir a la investigación abierta en torno a la RFEF”.

La RFAF también ha puntualizado “en primer lugar, que en ningún caso se ha producido un registro en la sede federativa andaluza ni la misma está siendo investigada en este proceso judicial y desea enviar un mensaje de tranquilidad y serenidad a todo el fútbol andaluz. El día de hoy ha sido un día muy triste para el fútbol nacional, que ha quedado dañado de forma ostensible en su credibilidad, pero atendiendo a unas circunstancias que ya habían sido denunciadas por la Federación Andaluza durante el proceso electoral a la presidencia de la RFEF.

Es necesario recordar que una de las líneas principales de investigación que ha desencadenado la detención del presidente de la RFEF se refiere a las presuntas irregularidades cometidas por éste en el pasado proceso electoral a la presidencia y su “sistema clientelar”, unos hechos que fueron denunciados por la otra candidatura, en la que iba incluida el presidente de la Federación Andaluza junto a la de la Aragonesa y la Gallega (las tres únicas Territoriales que se opusieron a Villar). Pese a que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) reconoció estas circunstancias anómalas, éste dio validez a las votaciones y no permitió la repetición de las mismas no pudiéndose garantizar así un proceso limpio y democrático.

Por último, la RFAF confía en que todo este asunto que en nada contribuye al buen nombre del fútbol se solucione lo antes posible por el bien de todos los clubes, entrenadores, jugadores y árbitros que lo practican con la mayor de sus ilusiones, ajenos a estos hechos que nada tienen que ver con el fútbol y que avergüenzan a nuestro deporte.