El Archivo Histórico dedica el documento del mes a la Embajada de moros y cristianos de Alfarnate

La fiesta se celebrará, este año en la localidad, el próximo 11 de septiembre.

El Archivo Histórico dedica el documento del mes a la Embajada de moros y cristianos de Alfarnate



La delegada Territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Monsalud Bautista, y el alcalde de Alfarnate, Salvador Gutiérrez, han presentado la actividad del Documento del mes en el Archivo Histórico Provincial, que está dedicado a la fiesta popular denominada “la Embajada de moros y cristianos”, que tendrá lugar este año el próximo día 11 de septiembre.

La delegada ha manifestado que el Archivo Histórico no es sólo una institución para la conservación del patrimonio documental sino también para custodiar documentos que forman parte de la memoria colectiva, tal como esta fiesta de moros y cristianos en la provincia de Málaga.

Documentos del Archivo Municipal de Alfarnate y del Archivo Histórico Provincial de Málaga muestran cómo una tradición centenaria también ha sido objeto del empeño tanto de los vecinos de Alfarnate como del ayuntamiento y del antiguo Ministerio de Información y Turismo por recuperar esta fiesta.

El alcalde de Alfarnate ha destacado la participación de todos los vecinos de este pueblo en esta fiesta tradicional, así como la llegada de visitantes que cada año llegan a este peculiar pueblo malagueño para participar en la “Embajada”.

El texto, que en la actualidad es representado por varios actores vecinos de Alfarnate, es del siglo XVIII, aunque parte de un origen más antiguo.

Monsalud Bautista ha recordado que tras la Guerra Civil esta fiesta fue decayendo, hasta llegar a 1971, año en que comenzó a ser celebrada de nuevo. Desde primeras horas de la mañana la fiesta comienza con los tiros y pólvora, y la afluencia de vecinos y visitantes ha requerido que el lugar para la celebración haya sido modificado para dar cabida a los mismos, de manera que en la actualidad se celebra en el Haza del Cura, una explanada amplia.

Uno de los actores, José Antonio Arrebola, ha mencionado la emoción que tanto en los actores como en el resto de los participantes tiene la representación de esta colorida embajada, que en sus tres actos rememora parte de la historia de la comarca, la antigua presencia de la población mudéjar y morisca.