El área de Infraestructuras de Nerja indica que se está trabajando para arreglar la rotura del emisario submarino

La rotura de uno de los dos emisarios submarinos de Nerja, situado frente a las playas de Torrecilla y El Chucho lanzó a la superficie los residuos que normalmente se impulsan a más de 1km de la orilla, pero que este jueves pudieron contemplarse en la superficie a solo 20 metros de la orilla, provocando la indignación de los nerjeños

El área de Infraestructuras de Nerja indica que se está trabajando para arreglar la rotura del emisario submarino



El concejal delegado de Infraestructura, José María Rivas, ha explicado que fue el pasado jueves cuando se tuvo conocimiento de la rotura de uno de los dos emisarios instalados en el municipio, concretamente en el situado frente a las playas de El Chucho y La Torrecilla. “Desde que tuvimos constancia de esta avería, desde mi Concejalía se han tomado las medidas necesarias para su arreglo y evitar así que el vertido continúe, que es la principal preocupación de este Ayuntamiento”, declaraba el edil.

Tal y como ha explicado Rivas, la empresa concesionaria del servicio de agua potable y saneamiento, Aguas de Narixa S. A., ha contratado a una empresa especializada en el sector así como se ha remitido informe de todas las medidas que se están adoptando a la Delegación de Medio Ambiente.

“Hablamos de una infraestructura de inicios de los 70, con casi 50 años en funcionamiento que no ha causado problemas hasta ahora”, comentaba el concejal de Infraestructuras, quien adelantaba que una vez finalicen los trabajos “tendremos más datos sobre las causas que han originado la rotura y correspondiente vertido así como las soluciones adoptadas”.

Para finalizar el edil ha querido tranquilizar a vecinos y visitantes ya que “esta avería estará arreglada en breve, siempre y cuando el estado de la mar permita a la empresa especializada realizar su trabajo con la mayor seguridad y celeridad posible”, ha concluido.

Aún sin depuradora 

La rotura de uno de los dos  emisarios submarinos de Nerja, situado frente a las playas de Torrecilla y El Chucho lanzó a la superficie los residuos, que esta localidad vierte al mar sin depurar, dado el retraso que acumulan las obras de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR). Normalmente los submarinos instalados en Burriana y Torrecilla impulsan los residuos a 1km de la orilla, disolviéndose gracias a las corrientes marinas, pero cuando se rompió el emisario la marea de residuos pudo verse fácilmente. Así lo hizo un vecino, Miguel Ángel Urdiales, que grabó un vídeo desde su embarcación, a tan solo 20 metros de la orilla,  generando bastantes críticas en las redes sociales, y expresando su indignación, indicando sarcástico “verano azul no, nos estamos bañando en nuestra propia mierda, esto es indignante y cualquier persona que se bañe en las aguas de Nerja va a enfermar, aparte de la vida marina…”

Las obras de la depuradora de Nerja, requieren una inversión de alrededor de 25 millones de euros. Actualmente están al 76% de ejecución y al 96% en el caso de la planta de tratamiento,  no obstante faltan por instalarse colectores y emisarios submarinos que sustituirán  a los actuales. Las obras estuvieron paralizadas casi un año hasta el pasado enero por la necesidad de elaborar un proyecto complementario que incluyera once puntos de vertidos que no contemplaba el proyecto de ejecución inicial.