Asaja prevé una cosecha similar a la de 2016, cuando se recogieron 48 millones de kilos de aceitunas de mesa

Asaja prevé una cosecha similar a la de 2016, cuando se recogieron 48 millones de kilos de aceitunas de mesa



La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) Málaga prevé una cosecha de esta campaña del olivar similar a la de 2016, durante la que se recogieron 48 millones de kilos de aceitunas de mesa.
Así lo ha asegurado el presidente de Asaja Málaga, Baldomero Bellido, que ha participado en el municipio malagueño de Antequera en la XIV jornada técnica del olivar de la Asociación. Bellido ha explicado, a través de un comunicado, también que el caluroso verano y un año corto en aguas han dado, “sorprendentemente una aceituna con buen tamaño hasta mediados del verano”.
Además, ha afirmado que las lluvias caídas en agosto en las principales zonas productoras de la provincia “dejaron entre 40 y 60 litros, por lo que el pesimismo inicial se tornó en esperanza”. No obstante, ha asegurado que a mediados de septiembre la situación empezó a ser “crítica” y “continuamos así, ya que nos encontramos “a mitad de octubre y no tenemos perspectivas de lluvias”.
Se trata, por tanto, de coyuntura que, unida a las altas temperaturas inusuales en esta época, “están dando al traste con las perspectivas de cosecha de aceituna de mesa”. “Hasta ahora los agricultores han estado recogiendo aceituna de árboles jóvenes o regados obteniendo un fruto de tamaño aceptable, pero día a día se va agotando esta parcela, por lo cual tememos que la cosecha sea menor de la esperada”, ha señalado Bellido.
COSECHA
En concreto, el presidente de Asaja ha explicado que la cosecha de esta campaña será similar a la del año 2016, durante la que se recogieron 48 millones de kilos de aceituna de mesa. Por su parte, a nivel nacional la producción 2016-2017 fue de 596 millones de kilos y este año se prevé que se quede rozando los 500. Sin embargo, en el resto de países “va a haber aceituna suficiente para atender la demanda mundial”. En este punto, Bellido ha advertido de que “la aceituna de mesa española tiene encima la espada de Damocles de la denuncia por parte de dos empresas a las que está aupando la administración Trump”. “España y Europa han hecho un frente común ante esta denuncia argumentando que las ayudas recibidas por los agricultores no perturban el mercado”, ha recordado.
De igual modo, ha incidido en que otro tema que preocupa son los robos, aunque para esa campaña existe un modelo unificado de ‘Guía Conduce’ de Aceituna de Mesa para todos los productos y provincias andaluzas, lo que provocará un mejor seguimiento de Guardia Civil y Policía Nacional. En Málaga se produce la única aceituna con Denominación de Origen, la Aloreña, que este año se está recogiendo con mayor normalidad que la Hojiblanca, al no verse tan afectada por la falta de precipitaciones, al haberse recogido antes.
JORNADA
Por otro lado, además de Bellido, en la jornada han participado el jefe de Servicio de Sanidad Vegetal, Ricardo Alarcón, y el coordinador de Márketing operativo de Bayer, Miguel Ángel Sanz. En la jornada técnica, Alarcón abordó la ‘Situación y estrategia de Andalucía frente a la Xylella Fastidiosa en el Olivar’, con una ponencia en la que relató a los asistentes que se trata de “una bacteria que provoca enfermedades de gran importancia económica en cultivos como la vid, cítricos y frutales como melocotonero y almendro y aparece como una de las mayores amenazas potenciales para el olivar en España”.
Además, ha precisado que su prevención “es tarea de todos”. En este sentido, ha añadido que la principal medida de control fitosanitario consiste en extremar las precauciones en el comercio del material vegetal sensible para evitar la llegada de plantas infectadas. Este material vegetal debe proceder siempre de productores oficialmente autorizados y con pasaporte fitosanitario. “Y es que la estrategia de la Junta contra la xylella fastidiosa, contempla un plan de acción con medidas de vigilancia y prospección focalizadas en viveros, explotaciones de vid, cítricos y olivar, planta ornamental y centros logísticos, con el objetivo también de erradicar los viveros ilegales”, ha explicado.
De igual modo, ha señalado que es necesario contactar y comunicar inmediatamente a las autoridades de Sanidad Vegetal cualquier sospecha de presencia de la enfermedad en nuestra comunidad. Por su parte, el coordinador de Márketing operativo de Bayer también ha mostrado a los asistentes las soluciones para atajar los problemas con las malas hierbas en los olivares, que se “combaten mejor” si se actúa ya en el inicio del otoño, con la llegada de las primeras lluvias.
La jornada finalizó con un coloquio entre los asistentes, quienes pudieron analizar la situación actual del olivar desde varios puntos de vista y hacer una radiografía del sector en la actualidad. El encuentro ha sido promovido por Asaja Málaga, en el marco de las ayudas convocadas por la Diputación de Málaga al fomento y desarrollo rural y económico de la Provincia en 2017, con la colaboración de Cajamar y Bayer.