Axaragua firma un convenio con Bioazul para aplicar una tecnología innovadora en el tratamiento de agua para regar los cultivos

El proyecto forma parte del programa Horizonte 2020, financiado por la Comisión Europea.

Axaragua firma un convenio con Bioazul para aplicar una tecnología innovadora en el tratamiento de agua para regar los cultivos



El presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía, Gregorio Campos, el alcalde de Algarrobo, Alberto Pérez y José Manuel Gil, representante de la comunidad de regantes de Algarrobo han firmado este martes un convenio de colaboración con la empresa Bioazul para el desarrollo del proyecto Richwater incluido en el programa Horizonte2020 financiado por la Comisión Europea.

Esta empresa ha desarrollado una tecnología innovadora de tratamiento y regeneración de agua con uso para la agricultura. Para su investigación han querido contar con la empresa pública de Agua y Saneamiento de la Axarquía (Axaragua) que cederá diariamente 150 metros cúbicos de agua de la estación depuradora de Algarrobo para este tratamiento experimental.

Del mismo modo, el Ayuntamiento de este municipio también colabora con la cesión de una parcela próxima a la edar donde se podrán hacer los ensayos con sutropicales (mangos y aguacates) y tomates.

En el proyecto también participa el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora que será quien se encargue de la realización de un estudio agronómico que certificará y verificará con base científica la calidad de esa agua para el riego de cultivos.

En esta experiencia piloto también se han involucrado la comunidad de regantes de Algarrobo.

“Estamos entusiasmados con poder formar parte de una iniciativa innovadora que viene a contribuir al desarrollo sostenible del medio ambiente y de la agricultura”, ha comentado el presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía, Gregorio Campos quien ha celebrado “la colaboración de todas las instituciones y de esta empresa privada en este proyecto cuyo reto es abrir nuevas vías de suministro de agua para nuestros agricultores”.

En este sentido, se ha expresado, el vicepresidente de Axaragua, Marcelino Méndez, quien ha agradecido “el interés de Bioazul por desarrollar su tecnología en nuestras instalaciones” y ha destacado los beneficios que podrá generar para el sector, ya que “por un lado genera agua de buena calidad que se está tirando y que se podría utilizar” y por otro, “aprovecha los nutrientes como abono minimizando el impacto medioambiental, en las filtraciones de agua y reduce los costes de agua y fertilizantes”.

La duración del convenio es de dos años,en febrero de este año comenzó la fase de diseño y será a principios de 2017 cuando se ponga en funcionamiento esta nueva planta experimental. “Desde que conocimos el proyecto teníamos claro que queríamos estar presente y que era nuestra obligación estarlo. No sólo va a ser una herramienta fundamental para los regantes de Algarrobo que se han sumado a la colaboración del Ayuntamiento, sino que tendrá una repercusión en toda la comarca”, ha subrayado el alcalde de Algarrobo, Alberto Pérez.

Tanto el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Adolfo Moreno como el de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en Málaga, Javier Salas, se han interesado en este proyecto que tiene como epicentro la comarca de la Axarquía y como receptores, a los agricultores. “Es un proyecto que creemos que va a tener bastante recorrido no sólo en Málaga sino a nivel internacional. Es un hito científico, agrícola y ecológico importante. Es fundamental la regeneración de aguas residuales y ahora la utilización de ellas para uso agrícola. Esta agua lleva un nitrógeno y el fósforo que sirve de abono y que también supondrá un ahorro al agricultor”, ha indicado Salas quien también ha destacado “la apuesta de la Junta de Andalucía para la utilización de las aguas residuales y regeneración de las mismas”.

“Es un proyecto muy interesante que ya a priori pone de manifiesto que las aguas regeneradas son un recurso que no nos podemos permitir el lujo de obviar ni desaprovechar en ningún sitio”, ha afirmado Moreno para quien esta propuesta “avala la que desde el principio la Junta de Andalucía hizo a los regantes. Es imprescindible para paliar ese déficit hídrico que padecemos en todas las cuencas, el uso de las aguas de embalses, las fluyentes, las subterráneas y las regeneradas”, ha incidido el delegado territorial.

Proyecto Richwater

La empresa Bioazul especializada en agua, energía y medio ambiente ha desarrollado una tecnología innovadora de tratamiento y regeneración de agua con uso para la agricultura. “Vamos a utilizar una tecnología que hasta ahora no se ha usado que básicamente consiste en integrar el sistema de tratamiento con el de riego para así controlar de forma exhaustiva la cantidad de nutrientes que tiene el agua.

Se va a monotorizar y sistematizar el agua residual urbana al que se le va a dar un tratamiento”, ha explicado Rafael Casielles, coordinador del proyecto Richwater quien ha resaltado los beneficios que podría tener la aplicación de esta tecnología que hasta ahora no se ha utilizado en zonas de escasez de agua como “recurso adicional o complementario”.

Tratamientos similares se utilizan ya se usan en Israel, Chipre o California. El reto, es concienciar a los agricultores que esta agua es óptima para los cultivos. Según ha explicado agua reciclada suele contener nutrientes que suelen eliminarse pero que pueden ser aptos para la agricultura, y que además su presencia puede suponer la reducción de fertilizantes con la consiguiente mejora del producto y ahorro económico.

“Nosotros a través de un sistema de membranas eliminamos otras sustancias indeseables como son los patógenos”, ha señalado Casielles quien ha destacado “el gran potencial” que tiene esta tecnología que también incluye sensores en el suelo “de cara a garantizar la calidad de los cultivos”.

La gerente de Bioazul, Antonia Lorenzo, ha añadido que este proyecto de innovación desarrollado en el marco europeo de I+D+I está integrado por seis socios y hay cuatro países representados. También incluye un programa piloto del proceso de verificación ambiental así como certificaciones de calidad.

Sobre el estudio agronómico, Remedios Romero,investigadora del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora, ha explicado que este organismo se encargará de realizar un estudio comparativo sobre los cultivos regados con agua regenerada y otros con agua convencional. También se analizará la composición del agua, a la salida de los goteros y sistemas de derenaje así como de las los tejidos de las plantas. También habrá ensayos en terrenos sin plantaciones.

A la presentación del proyecto Richwater también ha acudido el vicepresidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axaquía, Juan Peñas; la vocal de Agricultura, María Santana; los consejeros de Axaragua, Raúl Peña y José María Jiménez; el presidente del Ceder, José Juan Jiménez, la parlamentaria socialista Mari Nieves Ramírez, el diputado socialista, Antonio Yuste, y agricultores y empresarios del sector en la comarca de la Axarquía.