El Brexit, origen y consecuencias

Por Fernando Elías

El  Brexit, origen y consecuencias



La salida de la U.E. por parte de los británicos supone un revés a las políticas practicadas por los dirigentes del “ Club de la Unión Europea “. Los miembros de las instituciones europeas residen dentro de una burbuja llena de pecunio y lejos de la realidad social.

Llevamos meses hablando del referéndum en el que los naturales del Reino Unido decidirán si quedarse o salirse, si seguirán siendo miembros o no de la Unión Europea, y ya tenemos el resultado: “ BREXIT, OUT, LEAVE “, SALIDA del Club, aunque nos queda de momento la duda si la salida será por la puerta grande o por la puerta chica.

Una de las cuestiones más grave de esta campaña de la salida, a mi entender, es que no han entendido nada los líderes de la U.E., y no se han enterado de nada por lo de la “ burbuja pecuniaria “, Sí, por lo del pecunio=dinero en el que están sumergidos y que no les deja ver más allá de sus propios egos.

Europa tiene grandes y graves problemas generados por la terrible Globalización como causa principal de la desindustrialización y deslocalización; remontándonos en el tiempo podemos ver como todo comenzó con el Capitalismo o el Liberalismo económico, seguido de las colonizaciones en África, Oriente Medio, Asia y América, con un objetivo claro y marcado, “extraer los recursos de la Tierra para generar productos o bienes de consumo”, y en el que la mano de obra era de una severa esclavitud que generó pobreza, desigualdades y guerras en los diversos territorios colonizados.

Pues bien, a día de hoy, esas malentendidas prácticas capitalistas- liberales se han vuelto en contra de los intereses de la UE, y del Mundo en general; existen en el Planeta muchos conflictos bélicos originados por los grandes Capitales, o al menos, si no generados, sí ignorados; dando lugar a esas gigantescas olas de emigración de personas y familias enteras huyendo de las guerras, del hambre, de la pobreza, escapando con horror de la miseria, de la barbarie, de la indigencia mayúscula de los seres humanos.

Y claro está, esos grandes movimientos de personas se dirigen hacia lugares más seguros en los que vivir, aunque sea sin pan y sin dignidad, en los  que puedan cobijarse de la crueldad de las guerras, siendo un destino y un objetivo llegar a Europa, a la U.E. de los grandes capitales, de la seguridad, de la libertad, de la “ abundancia “, porque es humano tratar o buscar una vida mejor, decente, digna, en la que los valores éticos deben ser fundamentales.

Pues bien, los dirigentes de la U.E. llevan años mirando hacia otro lado, y digo llevan porque a día de hoy continúan y nada ha cambiado; carentes de soluciones, de medidas que disminuyan la pobreza y los graves conflictos bélicos y de terrorismo en zonas donde las armas se trafican a miles, sin que se aborde este problema, porque yo me hago una pregunta sencilla, no de examen, fácil: ¿ las armas crecen como la hierba, o se agotan si son utilizadas?, ¿ y si se agotan, cómo y desde dónde se abastecen a los grupos terroristas y bélicos ?.

De todo ello, podemos deducir que la salida del Club de la Unión Europea, Club cada día más deteriorado, podrá ser un destino seguido por más países a partir de ahora. De esta pequeña exposición podemos concluir que no es fácil gobernar un país y mucho menos un continente, pero, al menos, sí debemos pedir que los líderes europeos traten y pongan sobre la mesa los graves problemas que existen hoy en el Mundo y dejen de mirar hacia otro lado.