Un cartel didáctico sobre la Cueva será repartido en los centros educativos de Nerja

El Centro Cultural Villa de Nerja ha sido el escenario elegido para presentar ante los directores de los centros educativos de la localidad, el nuevo cartel temático creado por la Fundación Cueva de Nerja con la idea de romper la distancia existente entre el monumento y la localidad, y más aún, entre la Cueva y los estudiantes

Un cartel didáctico sobre la Cueva será repartido en los centros educativos de Nerja



En el acto, estuvieron presentes la concejala de Educación y Cultura, Anabel Iranzo, el gerente de la Fundación Cueva de Nerja, Carlos García, Luis-Efrén Fernández, conservador de la cavidad y Begoña Cerrillo, diseñadora del citado cartel.

La idea es hacer llegar a los escolares nerjeños “los múltiples valores biológicos, geológicos y arqueológicos que atesora la Cueva de Nerja” al tiempo que se “colabora con los centros para el conocimiento, difusión y promoción de actividades educativas vinculadas a la Cueva”.

Esta iniciativa surge tras la demanda de varias AMPAS, una propuesta recibida positivamente por la Gerencia de la Fundación y puesta en marcha por el Instituto de Investigación.

La diseñadora Begoña Carrillo ha sido la encargada de darle forma, traduciendo la información de manera gráfica a un lenguaje comprensible para los más jóvenes, lo visual. Así, el cartel realizado con imágenes de la propia Fundación, se divide en tres bloques: arte rupestre, espeleotemas y fauna. “Esperamos que llame la atención y que guste, sobre todo a los peques”, decía Begoña.

El diseño será repartido en una primera fase a los centros educativos de nuestro término municipal.

One Response to "Un cartel didáctico sobre la Cueva será repartido en los centros educativos de Nerja"

  1. Luis Santiago   18 mayo, 2017 at 12:34

    Me parece una magnífica iniciativa. Sólo tengo una objeción: que en el cartel se hayan utilizado dibujos míos sin que nadie de la Fundación de haya puesto en contacto conmigo para pedir autorización.
    Estoy totalmente a favor de la difusión cultural y educativa y de que instituciones como la Fundación Cueva de Nerja utilicen sus recursos para realizar esta labor.
    No estoy en absoluto de acuerdo en que se utilice el trabajo ajeno sin contar con la aprobación de sus autores y sin la correspondiente remuneración.
    Es posible que la diseñadora Begoña Cerrillo no haya percibido un céntimo de euro por su trabajo, por cierto muy logrado, y que lo haya realizado movida por un espíritu solidario y el noble propósito de que los jóvenes nerjeños se interesen más por el magnífico monumento natural que tienen al lado de su casa. Si así ha sido yo también hubiera renunciado a mis honorarios en el caso de que se me hubiera consultado.
    Si, por el contrario, ha habido compensación económica, creo estar en mi derecho a demandar la parte que me corresponde.
    Un cordial saludo,
    Luis Santiago