Claves para organizar una fiesta perfecta

Te contamos los mejores trucos que puedes seguir para lograr organizar una fiesta insuperable

Claves para organizar una fiesta perfecta



Organizar una fiesta, sea cual sea el motivo, no es una tarea fácil. Es necesario tener en cuenta una gran cantidad de aspectos importantes para que todo salga bien, planear el menú, pensar en la decoración, en los materiales necesarios, etc., lo que en ocasiones se puede convertir en un auténtico quebradero de cabeza, si no eres un especialista en la celebración de fiestas. A continuación, te ofrecemos una serie de recomendaciones que pueden ser de mucha utilidad en la preparación de tu fiesta y que te ayudarán a tenerlo todo planeado, para que el resultado sea todo un éxito, y para que además, el proceso de organización sea gratificante.

Elegir el tema de la fiesta

Una buena manera de comenzar la organización de una fiesta, puede ser escoger una temática en la que basar todos los elementos de la fiesta. De este modo, se reducirán mucho las tareas de planificación, porque la mayoría de elementos tendrán relación unos con otros y será mucho más sencillo planificar todo.

La temática más adecuada dependerá del tipo de fiesta que se esté preparando. Por ejemplo, si se trata de una fiesta infantil, como una fiesta de cumpleaños o la celebración de una comunión, lo más conveniente es basar la mayoría de los elementos en algún personaje animado o en una serie de animación de moda o que le guste especialmente al niño. En este caso, tanto la decoración, como los juguetes, la tarta o el castillo hinchable, tendrá relación con este personaje. Es muy sencillo conseguir este tipo de elementos en tiendas especializadas. Por ejemplo, en Happy Party está disponible el alquiler castillos hinchables de una gran variedad de personajes infantiles conocidos.

En el caso de las fiestas para jóvenes o para adultos también es una buena idea basar toda la preparación de la celebración en una temática concreta, como una fiesta de temática hawaiana, con temática de los años 50, una fiesta rockera o de personajes de terror. Tanto la decoración, la música, como los disfraces se deberán basar en este tema. La temática hará de hilo conductor, lo que ayudará mucho a planificar todos los elementos de la celebración y hará que todo se vea más ordenado y el ambiente será más agradable para los invitados.

Hacer una lista de imprescindibles

Hay una serie de elementos indispensables para organizar una fiesta, si queremos que esta sea perfecta, por lo que lo mejor es hacer una lista antes de comenzar a planificar nada, poniendo en ella todos estos elementos que no deben faltar, de manera que no se nos olvide ningún detalle.

La lista de invitados es uno de los elementos que debes tener en cuenta desde el principio. es conveniente hacer una lista con todas las personas que quieres que estén en la fiesta, e invitarles cuanto antes, de forma que lo sepan con antelación y puedan organizarse mejor para poder venir.

La música es otro elemento que no se debe dejar al azar en una fiesta, y que, si es posible, debe concordar con el resto de elementos, para crear un ambiente más unificado. Aunque, por supuesto, nunca deben faltar los éxitos más pegadizos del momento para bailar y canciones míticas que nunca pasan de moda, y que deberían estar siempre en cualquier tipo de fiesta.

Otro aspecto que se debe cuidar mucho en una fiesta es la comida y la bebida. Este es uno de los elementos centrales en cualquier celebración, por lo que se debe planificar con bastante antelación el menú. Habrá que decidir el tipo de comida más adecuado, si se prefiere una comida ligera, en plan picoteo o algo más elaborado. También se debe decidir con antelación si se prefiere contratar a un catering para ello o si, por el contrario, va a ser uno mismo el que se encargue de prepararlo todo. Por otro lado, hay que tener en cuenta si hay algún invitado que no coma algún tipo de comida, si tiene alguna intolerancia, si es vegetariano o vegano, etc, para poder ofrecerle siempre alguna alternativa apetecible.

La decoración debe ser un elemento central

Muchos anfitriones tienden a restarle importancia a la decoración de una fiesta, tomándolo como un elemento superficial que no necesita una gran preparación. Esto puede ser un gran error y puede ser la causa de que la fiesta no sea tan perfecta como esperamos. La decoración contribuye mucho a crear el ambiente que queremos conseguir, a que sea agradable y concuerde con el resto de elementos.

Por ello, conviene pensar detenidamente en todos los objetos y elementos decorativos que queremos poner en nuestra fiesta, cestos con flores, globos, guirnaldas, etc. Después de haber elegido la temática, podemos buscar inspiración para la decoración en Internet, en Pinterest o en otras redes sociales.