Corta el mar, sino vuela mi jábega “La Torreña”

Corta el mar, sino vuela mi jábega “La Torreña”



Sin duda la embarcación “La Torreña” ha sido la sensación de la última Liga de Jábegas que concluyó este domingo. Catalogada en los datos finales de la organización como la jábega más rápida de la competición, esta ha sido probada en diferentes pruebas del calendario por equipos como, Pedregalejo y La Araña en veteranos, La Cala, Araña y Pedregalejo en senior o los equipos de féminas de La Cala y Pedregalejo. Para todos ellos un auténtico Fórmula 1 para poder competir sobre el mar.

Por supuesto la han disfrutado también sus dueños, los componentes del Club de Remo Faro de Torre del Mar “Rincón Fertilidad” en sus dos categorías,  juvenil y senior, estos últimos quizás los que menos han podido remar con ella por los sorteos de embarcaciones en las eliminatorias previas o finales que tuvieron que disputar o por que la prueba exigía remar con otras de categoría pesada.

La Torreña tardó en fabricarse cerca de un año, algo más del tiempo habitual, por algunos contratiempos que surgieron. Ha costado 21.000 euros de la que una parte están pagando en la actualidad los miembros del club torreño y la otra su patrocinador el empresario Manuel Rincón Granados, de ahí que sus verbenas y demás actividades que han estado realizando en la prueba celebrada en sus aguas en la Feria de Torre del Mar o en la reciente competición de chalanas es para ir cubriendo su pago.

Esta embarcación ligera pesa 515 kílos, mide 8,56 de eslora, 2.08 metros de manga y 67 cmtos de puntal, fue fabricada a mano por José Pedro González Martín, alumno de Julián Almoguera, único carpintero de ribera y constructor que hay en Málaga por el momento, y que la ha realizado con el mismo plano y arrufo de otras anteriormente fabricadas, de las que lleva ya nueve terminadas a otros clubes en los últimos años, más dos que está acabando de realizar (hermanas a La Torreña).

La madera utilizada en la jábega torreña (foto de su construcción) es de ayu en su estructura, mientras que la obra muerta contiene, pino, ayu y fresno.

Si bien dice este calafate nacido en Pedregalejo que “para ganar con ella, sin duda será con los que más remen”. Decir por último y tomando las primeros renglones del poema de José Espronceda al cerrar esta noticia que “Con siete remeros por banda, no corta el mar, sino vuela, mi jábega La Torreña”, que a buen seguro seguirá dando alegrías en competición por las aguas de Torre del Mar y la provincia.