Derrota con suspense del Clínicas Rincón ante Sammic ISB en Guipúzcoa (71-68)

Paco Aurioles: “Estamos aprendiendo a competir los últimos minutos de partido”

Derrota con suspense del Clínicas Rincón ante Sammic ISB en Guipúzcoa (71-68)



La tuvo el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón, pero se le escapó una vez más cuando más cerca la tenía. Los malagueños cayeron por 71-68 en su visita a Azpeitia y suman su tercera derrota consecutiva, aunque una jornada más el equipo dio una gran imagen y tras remontar 11 puntos de la mano de Romaric Belemene tuvo un triple en los últimos segundos para empatar el encuentro, pero el lanzamiento de Kenan Karahodzic no encontró aro y la victoria se quedó en territorio vasco. Jordan Semple (37 valoración) fue un martirio para los de Paco Aurioles, que no pudieron pararlo en una de sus noches más inspiradas.

El partido tuvo desde el inicio un alto ritmo de juego. Tanto los vascos como los malagueños eran conscientes de la importancia de la victoria, unos para empezar a poner tierra de por medio con los equipos de la zona baja de la tabla y otros para no descolgarse de la clasificación. Empezó bien el Clínicas Rincón, con un buen acierto en el tiro y dominando el rebote para correr al contraataque. Viny Okouo fue el protagonista de los primeros compases del encuentro. Imparable bajo el aro, el congoleño se colgaba del aro con facilidad e iba sumando puntos sin mucha oposición rival. Aunque las ventajas eran siempre para Iraurgi, lo cierto es que las sensaciones eran positivas. Paco Aurioles paró el partido tras un parcial en contra que colocaba el 20-16 en el electrónico. Skouen anotaba desde el exterior y aprovechaba un error en el pase malagueño para seguir poniendo por delante a los suyos. Fue Romaric Belemene quien entonces dio un paso al frente y redujo distancias al final del primer periodo (21-20).

Nada más comenzar el segundo cuarto se puso por delante el Clínicas. Cristian Uta anotaba desde la línea de personal el 21-22, pero eso no intimidó en absoluto a los locales, que tuvieron en Semple a su jugador más destacado hasta el momento. El francés puso patas arriba el partido con un triple y un robo de balón que elevaba la diferencia vasca a 32-24. Parecía que se descolgaba el equipo de Aurioles, pero aprovechó su gran acierto desde más allá de la línea de tres puntos para meterse de nuevo en el choque. Un triple de Marko Grkovic, otro de Romaric y un tercero de Pepe Rodríguez calmaron las aguas (39-38) a falta de algo menos de un minuto para el descanso, al que se llegó con cinco puntos de ventaja para Sammic ISB tras anotar Rubén Gutiérrez la última posesión de su equipo (43-38).

Si Jordan Semple ya estaba dando problemas al Clínicas y se iba al final de los dos primeros periodos a un total de 22 de valoración, el francés sacó su repertorio en el tercer acto para llevar a su equipo a las máximas ventajas hasta el momento. El inicio no fue esperanzador ni para unos y ni para otros, que enlazaban pérdidas de balón continuas. Nada más ni nada menos que ocho entre los dos equipos en los primeros minutos de la reanudación daban la sensación de que el dinamismo en el juego de los dos periodos anteriores desaparecía. La figura del partido-25 puntos y 15 rebotes- sacó las castañas del fuego para los locales y poco a poco fue creciendo la diferencia para el Sammic, que del 43-40 tras anotar Morayo Soluade la primera canasta del segundo tiempo se pasó a un peligroso 56-48. Lo intentó de todas las maneras el Clínicas, pero se le atragantaba la zona por momentos y no terminaba de anotar sus posesiones.

Al último periodo se llegaba con 59-50, ventaja que nada más comenzar el juego ascendió a 61-50 con una canasta de Skouen. Remar a contracorriente es lo que tocaba una noche más, tal y como pasó en jornadas anteriores, para no perder el rumbo del partido y tener opciones hasta el final. Apareció en ese preciso momento un inconmensurable Romaric Belemene, quien con diez puntos consecutivos dejaba noqueado al equipo vasco, que no se esperaba para nada la reacción espectacular malagueña. Así, el 61-60 que campeaba en el marcador dejaba todo por decidir para los últimos cinco minutos. El bajón todavía le duró un poco más a los locales, que se vieron incluso perdiendo 63-66 tras dos tiros libres de Cristian, pero a la siguiente jugada empató Marcius para devolver la esperanza a la grada local. Así, los detalles decidirían un encuentro que ambos equipos no supieron sentenciar cuando mejor lo tenían. Los tiros libres marcaban el destino de cada uno, porque Sammic anotaba en sus intentos y el Clínicas Rincón erró dos en las manos de Viny Okouo cuando los malagueños perdían por 68-66.

A pesar de que la cosa no pintaba favorable para los malagueños, con 71-68 y 10 segundos por jugarse todavía Kenan Karahodzic tuvo en sus manos el empate con un triple algo forzado, pero el balón no terminó entrando y el partido terminó con sabor amargo para los visitantes, que regresan a la Costa del Sol sin el premio de una nueva victoria tras un encuentro muy competido (71-68).

Tercera derrota consecutiva

Tres derrotas seguidas lleva el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón. Desde que el conjunto malagueño superó en la sexta jornada de competición al CB Ciudad de Valladolid, el equipo vinculado a Unicaja no conoce la victoria. Covirán Granada, CB Morón y Sammic ISB han sido los equipos que han superado a los nuestros en las últimas semanas, y en los tres partidos el equipo tuvo opciones hasta el final del encuentro.

Paco Aurioles habló de la situación del equipo nada más pisar Los Guindos tras el largo viaje de vuelta en autobús desde Guipúzcoa. “El equipo hizo un buen trabajo una semana más, por lo que lo único que me deja descontento es el resultado final. No tuvimos el premio de la victoria tras remontar 11 puntos en el último cuarto”.  Aquel 8 de noviembre, fecha de la última victoria en tierras pucelanas, queda ya algo lejos, pero Aurioles es claro con respecto a la evolución de los niños. “El baloncesto es así. Nosotros, por juventud, estamos aprendiendo a competir los últimos minutos de los partidos. Hemos entrado en esa fase del partido ganando tanto con Alicante como con Morón y Azpeitia, pero por errores nuestros no se consiguió la victoria. Además, en todos esos partidos nos hemos repuesto de malos momentos y conseguimos remontar”. Esos fallos a los que hace referencia el entrenador del equipo son “los tiros libres, que nos están castigando muchísimo a la hora de ganar, los pases y las malas selecciones de tiro. A veces tenemos esa ansiedad de querer meterla en el aro antes de pensar el tiro que voy a hacer”.

No obstante, las sensaciones son positivas y el equipo seguro que seguirá creciendo conforme pasen las semanas.“Estamos muy cerca, hemos competido contra los mejores de la liga. Eso es así. Lo conseguiremos y terminaremos aprendiendo a solucionar ese tipo de situaciones que se dan cada fin de semana. No vamos a desanimarnos y vamos a seguir mirando hacia delante”, a la vez que afirma que “estos últimos resultados los vamos a coger como una motivación para trabajar mucho más y mejor para conseguir nuestros objetivos”.