Descubren una plantación de marihuana en Vélez-Málaga tras un incendio en una vivienda de Pueblo Nuevo Axarquía

Descubren una plantación de marihuana en Vélez-Málaga tras un incendio en una vivienda de Pueblo Nuevo Axarquía



Sin duda gran sorpresa la que se llevaron los efectivos de la Policía Local y de Bomberos que se desplazaron, tras una llamada avisando de un incendio en un piso en la localidad de Vélez-Málaga y cuando accedieron a el, se encontraron con una plantación de marihuana.

Según nota de la policía, los hechos ocurrieron sobre las 22.40 horas de la noche del pasado jueves en un piso de un bloque de viviendas sociales de la urbanización Pueblo Nuevo Axarquía.

También se encontraban en el lugar del incendio dos personas que se habrían identificado como los moradores de la vivienda, dos jóvenes de 22 años y de 17. Fueron ellos mismos quienes habrían dado su permiso para que los efectivos entraran a la vivienda, aunque, al parecer, emplearon una radiografía para abrir la puerta, ya que no tenían llaves del piso.

Siempre según las fuentes, los policías locales vieron inmediatamente que la vivienda estaba deshabitada y que estaba completamente dedicada al cultivo de marihuana. Asimismo, los dos jóvenes habrían reconocido a los agentes que eran ellos quienes la cultivaban, por lo que fueron detenidos como autores de un supuesto delito contra la salud pública.

Las investigaciones permitieron dilucidar que el fuego se habría iniciado en uno de los aparatos de aire acondicionado que servían para el cultivo. Al final, varias de las plantas quedaron calcinadas y los agentes intervinieron otras 68.

Por otro lado, en la misma intervención fue detenido otro hombre. Y es que, cuando los policías locales iban a trasladar a los arrestados, un varón, presuntamente, comenzó a insultarles y a amenazarles de muerte.

Además, cuando los agentes le recriminaron su actitud, el hombre supuestamente cogió una mesa que había en el rellano del bloque de viviendas con la intención de golpearles. Así, finalmente fue detenido por los agentes acusado de un presunto delito de atentado contra agente de la autoridad.

Una vez en dependencias policiales, en las que el arrestado habría seguido insultando y amenazando a los agentes, éstos comprobaron que tenía una orden de alejamiento de dos personas que viven en la calle en la que este hombre se encontraba. Por ello, también se le acusa de un delito de quebrantamiento de condena.