Deseada vuelta al colegio

Deseada vuelta al colegio



Ya mismo los niños vuelven al colegio. Algunos vuelven y otros empiezan. Tras más de dos meses de vacaciones, será lógico que ellos tengan ganas de volver a ver a sus amigos y que sus padres quieran o necesiten regresar a la rutina, al orden.

Mucho se habla de la conciliación laboral y familiar, pero es difícil conseguirla si los padres tenemos un mes de vacaciones y los pequeños de la casa tienen los dos meses y medio estivales, más las navidades, Semana Santa y la llamada “Semana Blanca”.

Por otra parte, creo que psicológicamente a los niños no les viene bien que continuamente cuando ya han cogido el ritmo en los horarios, de nuevo tengan días festivos y por lo tanto a la vuelta deban adaptarse otra vez y así sucesivamente.

Pero es que los primeros que no dan ejemplo en cuanto a apoyar la conciliación laboral y familiar que predican son los políticos. Tal es el caso de Soraya Saenz de Santamaría o de Susana Díaz. Pues ambas fueron madres hace más de un año y ninguna de las dos se cogió la baja maternal entera correspondiente de 16 semanas.

Personalmente creo que los niños tienen excesivas vacaciones en España, por lo que los padres, nos vemos obligados a hacer encaje de bolillos a la hora de tener que ir a trabajar mientras los pequeños no van a la escuela. También es verdad que están los campamentos de verano y que cada año hay más actividades para solucionar el problema, pero esto siempre es a base de que les cueste el dinero a los padres.

La otra opción es tirar de los santos abuelos, pero ellos también necesitan su tiempo y estar con los nietos cuando les haga ilusión, no todos los días porque no hay más remedio. Y… ¿qué pasa con quienes viven en un lugar sin abuelos ni familiares cercanos?

Quizá en lo que se refiere al periodo lectivo, sería bueno fijarnos en otros países europeos, como Dinamarca, que tienen otro calendario escolar más amplio, ya que no les va nada mal.

Silvia Romero