Detienen a un hombre en Vélez por presunto delito de maltrato a dos cachorros

Uno de los canes liberados ingresó de urgencia en una clínica veterinaria con convulsiones, fiebre y erosiones y, además, sufría episodios agudos de ansiedad y pánico, consecuencia de un posible trauma psicológico por el trato vejatorio recibido. El propietario, detenido por la Policía Nacional, es un hombre de 40 años. Los animales han sido entregados a una familia de adopción y a una protectora

Detienen a un hombre en Vélez por presunto delito de maltrato a dos cachorros



La Policía Nacional ha rescatado en la localidad de Vélez Málaga a dos cachorros de perro en una situación de abandono grave y han detenido a su amo, un hombre de 40 años, por su presunta implicación en un delito de maltrato animal.

Uno de los canes liberados ingresó de urgencia en una clínica veterinaria con convulsiones, fiebre y erosiones y, además, sufría episodios agudos de ansiedad y pánico -posible trauma psicológico-, según acredita el informe de un veterinario colegiado. Ambos cachorros han sido entregados a una familia de adopción y una protectora de animales.

La investigación comenzó a raíz de la denuncia de una testigo, que alertó a los agentes del trato vejatorio que una persona ejercía contra dos cachorros y del grave estado de salud en que estos estaban -sobre todo uno de ellos-. Los animales pasaban la mayor parte del tiempo encerrados en el patio de una vivienda en situación de abandono, según la denunciante.

Las pesquisas condujeron a los investigadores hasta el referido inmueble, confirmándose la situación de desamparo grave en la que se hallaban los dos cachorros y localizando al propietario de los mismos. Uno de los canes necesitó ayuda urgente y tuvo que ser trasladado a una clínica veterinaria con convulsiones.

Asimismo los agentes constataron que el can que estaba en peor estado de salud tenía fiebre y decaimiento, erosiones en almohadillas plantares, pústulas y dermatitis generalizada. También dio positivo en leishmaniosis -enfermedad parasitaria, que se transmite por la picadura de un mosquito y que puede causar la muerte si no se trata con urgencia-.

Otra de las secuelas que sufría el can podría provenir del trato recibido por su amo. Al parecer el animal tenía continuos episodios de ansiedad y pánico -trauma psicológico-, que se agravaba con la oscuridad y que hacía que el animal interrumpiera el sueño debido a pesadillas nocturnas.

Según las pesquisas, los dos animales intervenidos no recibieron vacunas obligatorias y carecían del chip identificativo que la normativa exige.

El propietario del animal fue detenido por agentes de la Policía Nacional el pasado día 14 de febrero al omitir supuestamente los deberes legales de cuidados mínimos de los cachorros y su asistencia veterinaria necesitada con urgencia. Las diligencias instruidas han sido remitidas a la Autoridad Judicial y los animales han sido entregados a una familia de adopción y a una protectora de animales.