Policía Nacional detiene en Vélez a un hombre por maltrato animal, rescatando a cuatro equinos desnutridos

11

Agentes de la Policía Nacional han rescatado en una finca a cuatro equinos -dos yeguas, un caballo y un burro- y han detenido en la localidad de Vélez-Málaga a su propietario, un hombre de 65 años, por su presunta responsabilidad en un delito continuado de maltrato animal. Los animales carecían de cuidados mínimos y el lugar de custodia no reunía los requisitos biosanitarios adecuados, hallándose los comederos vacíos de agua y comida.

La investigación se inició gracias a la denuncia del representante de una asociación en defensa de los animales, que informó de cómo unos equinos de una finca de la Axarquía estaban siendo maltratados, según han informado desde la Comisaría provincial, a través de un comunicado.

Una vez los agentes realizaron las primeras indagaciones y localizaron la finca, comprobaron las condiciones en las que se encontraban los animales. Estos mostraban síntomas de desnutrición y, algunos de ellos, de edad más avanzada, presentaban enfermedades crónicas que requerían asistencia urgente y un tratamiento dilatado en el tiempo.

Concretamente, dos equinos necesitaban asistencia veterinaria urgente ya que, además de presentar ambos un estado nutricional deficiente, uno de ellos, una yegua, padecía extrema delgadez, melanomas masivos y una gran herida en el cuello; y otro, un caballo, dolencias crónicas en su aparato locomotor que necesitaban una asistencia dilatada en el tiempo.

Los otros dos equinos, otra yegua y un burro, requerían atención veterinaria debido a los síntomas de desnutrición que presentaban, según han precisado desde la Policía Nacional. Finalmente, el propietario de los equinos resultó detenido como presunto responsable de un delito continuado de maltrato animal, debido el estado de abandono y desamparo grave de los animales. No ha sido necesario el decomiso de los animales, ya que el investigado ha firmado su cesión voluntaria.

Los equinos han sido trasladados inicialmente a asociaciones de animales de las localidades malagueñas de Alhaurín el Grande y Fuente de Piedra. Desde la Policía Nacional han recordado que la persona poseedora de un animal tiene la obligación de mantenerlo en idóneas condiciones higiénico-sanitarias, realizando cualquier tratamiento que se declare obligatorio, suministrándole la asistencia veterinaria que precise, proporcionarle alojamiento adecuado y facilitarle la alimentación necesaria para su normal desarrollo. Consulta aquí más noticias de Málaga.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido