Diputación de Málaga otorga 214 ayudas de cheque bebé a varios municipios, entre ellos a Periana, Alcaucín y Viñuela

16

Los Servicios Sociales Comunitarios de la Diputación de Málaga otorgaron durante el año 2017 un total de 214 ayudas por nacimiento en los municipios menores de 5.000 habitantes, el denominado cheque bebé, por un importe total de 218.000 euros.  Así, de esta manera se presentaron 267 solicitudes, siendo aprobadas 214 y 53 denegadas, según hemos podido conocer por medio de un comunicado. La Diputación de Málaga trabaja en las denominadas Zonas de Trabajo Social (ZTS), siendo la ZTS Norte Los Montes, que conforman Archidona, Cuevas de San Marcos, Cuevas Bajas, las axárquicas, Periana, Alcaucín y Viñuela; además de localidades como Villanueva del Trabuco y Villanueva del Rosario, la que aglutinó el mayor número de ayudas otorgadas, con 62 por 64.000 euros.

Le sigue Guadalteba, con 49 aprobadas de un total de 69 presentadas por valor de 50.000 euros; Axarquía, con 35, por 35.000 euros; 33 (33.000 euros) en la comarca de Guadalhorce; 22 ayudas en la Serranía de Ronda (23.000 euros) y 13.000 euros para las 13 solicitudes a las que se ha dado el visto bueno el la zona de Costa del Sol Sierra de las Nieves.

La diputada responsable de los Servicios Sociales Comunitarios y de los centros de atención especializada, Lourdes Burgos, ha destacado que “este año el presupuesto de la institución contempla 300.000 euros para este cheque bebé, y ha recordado que el pasado ejercicio lo previsto no se llegó a agotar”.

El presupuesto de prestaciones económicas de los Servicios Sociales Comunitarios de la Diputación de 2017 se ejecutó al 95 por ciento, con más de 1,1 millones de euros destinados a distintas ayudas para la población. Por otro lado, para percibir las ayudas económicas de los Servicios Sociales Comunitarios de la institución malagueña se presentaron 553 solicitudes de las que se aprobaron 546 con una cuantía total de 609.995,78 euros, yendo a parar el mayor número de ayudas a la Zona de Trabajo Social de Los Montes, con 145 por valor de 135.278,20 euros; 129 en la Serranía por 200.373,71 euros; 119 en la Axarquía (104.814,72 euros), etcétera.

Respecto a las ayudas económicas familiares, el pasado año se presentaron 298 solicitudes, todas aprobadas, por valor de 267.503 euros, siendo la principal beneficiada la zona de Los Montes con más de 77.800 euros.

Burgos ha precisado que sólo se presentaron ocho solicitudes para las ayudas para la adaptación funcional del hogar, aprobándose en total cinco por valor de 9.846 euros. En este sentido, ha aclarado que este año los solicitantes no deberán acreditar un mínimo de discapacidad. Por tanto, las ayudas para mejora de viviendas no serán únicamente para los dependientes sino para aquellos mayores que tengan dificultades de movilidad.

Para ello se cuenta con 200.000 euros, no obstante, Burgos ha puntualizado que se trata de una partida abierta. “Podremos llegar así a más gente, son cosas muy necesarias como quitar escalones, cambiar bañeras por platos de ducha, solución de humedades, etcétera. Además, hay algunas viviendas con unas condiciones de habitabilidad complicadas para estas personas”, ha expuesto. “La gente no va a los servicios sociales por gusto.

Hay personas con situaciones de necesidad familiar grave y antes no los podíamos atender porque hacía falta un mínimo de ingresos y un grado de dependencia”, ha puntualizado. Lourdes Burgos ha insistido en que la Diputación de Málaga mantiene este año “todas las ayudas sociales” y ha salido al paso de las críticas del PSOE sobre la disminución de las partidas y que no se gaste el dinero presupuestado: “las ayudas llegan, con el apellido que sea porque a veces no se dan con el nombre inicialmente previsto, pero llegan”.

“Los datos fríos son muy duros y el PSOE puede hacer la interpretación cerrada con el ánimo de confundir pero la ejecución del presupuesto de los servicios sociales comunitarios es del 95 por ciento. La ayuda llega, si no que nos traiga una persona que lo necesita de verdad, que la ha pedido y no se le ha dado”, ha sostenido.

En este sentido, sobre las ayudas para la pobreza energética, ha indicado que las del pasado ejercicio se incluyeron como ayudas propias de la Diputación. “El año pasado se preveían 300.000 euros y después gastamos casi 600.000 euros en ayudas para luz, alquileres, farmacia, alimentos, reparaciones en el hogar, violencia de género, etcétera”.

Burgos ha recordado que la mayoría de los Servicios Sociales Comunitarios de la Diputación se encuentran en despachos cedidos en los propios ayuntamientos, aunque en otras ocasiones hay edificios propios de la institución. El número de profesionales que desarrollaron su actividad en los Servicios Sociales Comunitarios fue de 115, distribuyéndose la plantilla entre los servicios centrales (9) y las seis zonas de trabajo social los restantes.

El personal cuya financiación está condicionada por el apoyo de otras administraciones es de 39, lo que supone un 33,91 por ciento del total. Así, el presupuesto total ejecutado de los Servicios Sociales Comunitarios ascendió el pasado año a 25.250.998,80 euros, un incremento del 6,30 por ciento respecto a 2016.

De esa cantidad, 16,1 millones fueron para ayudas a domicilio a personas dependientes. El gasto dispuesto en prestaciones ascendió, por su parte, a 18,8 millones (+7,74%) fundamentalmente por el gasto en SAD Dependencia, prestaciones sociales complementarias -ayudas sociales, de emergencia o por nacimiento.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido