“Ser director del Museo de Nerja supone un gran salto cualitativo en mi carrera”

Esta vez nos trasladamos hasta Nerja para entrevistar al nuevo director del Museo. Juan Bautista Salado nos abre las puertas de los proyectos e iniciativas que va a desarrollar en este espacio cultural. Por Lucía Godoy

“Ser director del Museo de Nerja supone un gran salto cualitativo en mi carrera”



Juan Bautista Salado está recién llegado al municipio de Nerja para desarrollar las labores de dirección del Museo de Nerja. Natural de Benagalbón y con una dilatada carrera como arqueólogo y museólogo, llega al municipio del Balcón de Europa para desarrollar importantes proyectos que nos cuenta en esta entrevista que, amablemente, ha querido compartir con todos los lectores de Axarquía Hoy.

-Acaba prácticamente de acceder al cargo de director, ¿cuáles son las primeras acciones que ha llevado usted a cabo?

-Llevo algo más de un mes como director del Museo de Nerja y la primera impresión es que todo es más fácil cuando se continúa el maravilloso trabajo realizado por mis antecesores, Cristina Liñán, Ana Márquez y Luis Efrén Rodríguez y cuando el gerente de la fundación, Ángel Ruiz, te da toda la confianza necesaria para trabajar con libertad. Todo es mucho más fácil cuando te encuentras con un personal, tanto el del museo como el de la cueva, enormemente profesional, eficaz y comprometido, que te ayuda a instalarte y a ponerte al día. A todos, a mis predecesores, a mi gerente y a mis compañeros de trabajo, agradecerles la ayuda y la gran acogida que me han dispensado.

Una vez hecha esta justa y necesaria introducción, le explico que las primeras actuaciones van dirigidas a poner en marcha la reforma museológica y museográfica del museo, que fue aprobada el pasado 17 de diciembre de 2015 por la Junta Plenaria de la Fundación Cueva de Nerja. Un estupendo proyecto que fue elaborado por la dirección anterior y por el Consejo Asesor del Museo y que le dará un nuevo impulso a la entidad. En función a ello, haremos una presentación pública el próximo 28 de julio, a las 20:00 horas, con la intención de que toda la sociedad nerjeña conozca el museo y su proyecto de reforma, ya que nos parece esencial que museo y sociedad establezcan un estrecho vínculo de colaboración permanente. Esta invitación es extensiva a todos los axárquicos que estén interesados en la cultura y la historia.

-¿Qué supone para usted haber sido nombrado director del Museo de Nerja?

-Supone un gran salto cualitativo en mi carrera como arqueólogo y museólogo después de 20 años en la profesión. Es un gran honor ser director de una entidad como ésta y pertenecer a una institución tan prestigiosa e importante para la arqueología y el turismo como la Fundación Cueva de Nerja. Es un gran desafío y un reto muy ilusionante, máxime cuando el objeto de mi contrato es la de llevar a cabo el nuevo proyecto museográfico, algo que contribuirá al desarrollo y crecimiento del museo. Después de colaborar en el montaje de museos como el de Estepona, Almería, Algeciras, Vélez-Málaga, etc., tener una oportunidad como ésta es, sin duda alguna, una ocasión enorme para seguir aprendiendo y desarrollarme como profesional y persona.

-¿Qué objetivos, qué iniciativas se van a desarrollar a medio o largo plazo?

-Nuestro objetivo principal es que el Museo de Nerja se convierta en un referente expositivo en toda la provincia, no solo por sus contenidos, sino por sus actividades, su implicación social, su proyección didáctica y científica.

Para ello, desarrollaremos distintas acciones que consistirán en tener un canal de colaboración permanentemente abierto con asociaciones, colectivos, administraciones públicas, comunidad educativa y científica, sector turístico, etc. en el que todos podamos contribuir y aportar ideas e iniciativas para que el museo tenga un dinamismo importante y se convierta en un motor potente de la vida cultural y social de Nerja y la provincia.

De igual forma, queremos, una vez la reforma museográfica sea una realidad, implementar una serie de aplicaciones tecnológicas para que la visita sea más atractiva y eficaz, mediante una página web propia, wifi en toda la instalación, medios como audioguías, realidad aumentada, vídeos, etc.

Otros de los proyectos a desarrollar, y que creo debe ser una obligación de todos los museos, es la adaptación de los contenidos a las personas con algún problema sensorial o psicológico.

De este modo, queremos en el futuro, y con la colaboración de instituciones como la ONCE, instalar medios como guías de audiodescripción de imágenes para invidentes, signoguías para sordos, traducciones al braille de todos los textos y cuantas medidas sean precisas para que el museo sea un lugar inclusivo y adaptado a todo el mundo. La cultura no debe tener límites, por lo que tenemos que procurar poner todos los medios posibles para que esas barreras no existan.

Por último, otro de los objetivos más importantes, es que el museo sea el guardián de la memoria colectiva de Nerja. Para ello, no solo continuará con su labor de custodio de los materiales arqueológicos de la cueva y de las excavaciones que se puedan desarrollar en el futuro en el término municipal, sino que pretendemos desarrollar un archivo digital de todos los documentos, tanto gráficos como no gráficos, que no solo tenga que ver con la cueva, sino con la historia de Nerja.

Hay muchos más proyectos, pero estos son los más importantes. Para aquellos que no conozcan el Museo, ¿qué puede encontrarse el visitante?

En primer lugar, un personal muy profesional y amable que hará que la visita sea aún más agradable. En segundo lugar, y a pesar de que estamos inmersos en una profunda remodelación, podrán ver in situ interesantes materiales arqueológicos y antropológicos extraídos de las distintas excavaciones arqueológicas desarrolladas desde 1959 hasta ahora, una visión de conjunto de la evolución de los procesos económicos principales, como la agricultura y la pesca, un vídeo sobre el descubrimiento de la cueva y las revueltas de al-Andalus en el siglo IX o personas ilustres y no tan ilustres que han habitado estas tierras nerjeñas, una tierra de acogida. De igual forma, y según el momento, podrán ver grandes exposiciones temporales en el sótano.

No obstante, el museo no solo es un lugar donde se exponen cosas, sino que también es un lugar donde se desarrollan conferencias, congresos,encuentros, etc.

-Hay una complementación Museo – Cueva de Nerja, ¿ha contribuido a que aumenten las visitas?

-Indudablemente el museo forma parte de la fundación y es un complemento perfecto de la cueva. Queremos que una vez la gente visite la cavidad, puedan conocer el museo para, de esta forma, completar la información recibida allí. Para ello, en este último año, se está potenciando la visita conjunta, impulsada principalmente con la puesta en marcha del Cuevatren, que por 15 euros te hace un recorrido por Maro, el barco de Chanquete, el museo y la cueva. Esto ha hecho que las visitas en el museo se hayan multiplicado por mucho.

No obstante, queremos que en un futuro no muy lejano, debido al gran atractivo del museo y a un buen plan de promoción, también crezcan las visitas individuales.

-¿Facilita el hecho de que Nerja sea un enclave turístico reconocido y asentado para desarrollar un cargo como el suyo?

Por supuesto. Todo es más fácil cuando sabes que este tipo de instalaciones culturales no solo se nutre de la población local, sino de los miles de turistas que vienen todos los días a Nerja. A finales de 2016 superaremos las 40.000 visitas, una cifra que es bastante importante para un museo de estas características, la mayoría personas foráneas. Tenemos que seguir trabajando en la adaptación de los contenidos para extranjeros, sin olvidarnos de los visitantes nacionales y locales.

-¿Por qué hay que visitar Nerja y el Museo?

-El museo hay que conocerlo porque forma parte de Nerja y es una ventana abierta al pasado. Es una visita amena y divertida donde todo el mundo saldrá sabiendo algo más de la rica historia del municipio. A Nerja hay que venir porque es un enclave excepcional por sus paisajes, sus acantilados, sus calles, es uno de los pueblos más hermosos de España sin lugar a dudas. Hay que visitarla porque tiene una historia fascinante y lugares para aprender de su pasado como la cueva, las torres almenaras, los ingenios, la calzada romana, pero sobre todo hay que conocer a Nerja porque su gente es maravillosa, enormemente hospitalaria y auténtica.

Miguel Delibes decía que los pueblos no eran bellos por sus calles ni por sus monumentos, sino por su gente, pues Nerja tiene la virtud de que es bella por sus calles, sus monumentos y su gente, todo completo. Ah, y que conste, cuando hablo de Nerja, también me refiero a Maro, un lugar fascinante que también es de visita obligada.

One Response to "“Ser director del Museo de Nerja supone un gran salto cualitativo en mi carrera”"

  1. Juan   26 julio, 2016 at 11:42

    Considero que el museo de Nerja y la propia Nerja tienen un gran director, comprometido y trabajador que seguro conseguirá los objetivos que ha dicho