Dolorosa derrota del Clínicas Rincón

Dolorosa derrota del Clínicas Rincón



El Clínicas Rincón luce en una buena primera parte, pero acaba pagando el desgaste físico ante CB Tarragona (70-84)

El Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón cayó en Torremolinos ante el CB Tarragona por 70-84, en un encuentro en el que los de Paco Aurioles pelearon de tú a tú contra los catalanes. El equipo entrenado por Berni Álvarez no encontró la fórmula hasta la segunda mitad, cuando el físico de Orion se sobrepuso a la defensa local y el americano se hizo dueño y señor del partido. Viny Okouo fue el más destacado de un Clínicas Rincón que al igual que en la primera vuelta se le atraganta un CB Tarragona que acabará la temporada en los puestos de cabeza de la LEB Plata.

Muy buenos primeros diez minutos del Clínicas Rincón, que saltó a la pista del San Miguel con las ideas muy claras de cómo hacer daño al rival de esta semana. Moviendo el balón, buscando las ventajas debajo del aro y concentrados en defensa. Viny Okouo y Kenan Karahodzic, motivados desde el inicio, eran las referencias de un equipo que se encontraba cómodo y no daba muchas opciones a Tarragona de encontrar su juego habitual. De ahí de una buena actitud en defensa llegó el 21-23 de los primeros 10 minutos que invitaban a soñar con una importante victoria en casa.

Berni Álvarez ya lo dijo en la previa, que lo peligroso de este equipo era dejarle jugar a su baloncesto físico y dejarle correr sin problemas. Se aplicó el cuento el equipo catalán y empezó a emplearse en defensa, cortando varias acciones del Clínicas que la grada ya celebraba como canasta. El cuarteto formado por Salvo, Torres, Wilson y un omnipresente Orion iba distanciando poco a poco a Tarragona, que aunque con sufrimiento, lograba poco a poco sacar la cabeza en el marcador. Viny Okouo, que acabó el encuentro con 22 punto y 9 rebotes, fue quien mantuvo en pie a los malagueños junto a Kenan y Carlos Corts. No fue suficiente el trabajo de éstos para llegar al descanso por delante, porque desde el tiro exterior Tarragona se sobrepuso a los problemas y se fue al descanso mandando 32-39.

Salió el Clínicas Rincón a remontar el partido concentrado en defensa y con carácter en ataque. Dos triples seguidos de Kenan Karahodzic, uno de ellos con un defensor encima evitó que Tarragona rompiera el partido (39-40). Así, al igual de cómo había remontado el equipo de Aurioles, Orion se echó a su equipos a las espaldas y también desde la línea de 6,75 dejó claro que cualquier atisbo de remontada iba a ser inútil. Siguió peleando el Clínicas, nuevamente con Viny Okouo haciéndose grande bajo los tableros y con Carlos Corts asumiendo responsabilidades, intentando tener alguna opción de si Tarragona aflojaba su ritmo anotador. No fue así, sino que siguió aprovechando los tiros libres para poco a poco ir migando las aspiraciones malagueñas (50-67).

Parando el juego y templando ánimos. Así apareció Tarragona al último cuarto sabiendo que la renta de 17 puntos era complicada de superar. Se negaba el Clínicas Rincón a tirar la toalla, y quería meterse en el partido aunque en cada ataque los visitantes sacaban tajada. Un tiro de cinco metros de Romaric y un posterior tiro libre del ‘8’ dejaban la situación en 55-68 con siete minutos aún por delante. El rebote le fue dando aire a los malagueños, que salían rápidos al aro rival para jugar posesiones cortas, aunque Salvo robó un balón providencial que podía meter un poco más en el partido al Clínicas. Cuando mejor pintaban las cosas en cuanto a remontada, Orion la volvía a pedir para asumir su rol principal y anotar de nuevo un triple que cortaba el parcial (55-72) bien defendido por Juanpe Jiménez, que nada pudo hacer ante el acierto anotador del americano. Los minutos fueron pasando y aunque las ganas y el orgullo eran la seña de identidad del vinculado a Unicaja, en ataque faltó algo de acierto en determinados momentos para apretar un poco más el partido. Ese acierto sí apareció en los últimos instantes, con dos lanzamientos lejanos anotados por Carlos Corts, pero fue demasiado tarde (70-84).