El Aula del Mar participa en 2018 en una treintena de actuaciones para atender a animales hallados en playas

El Aula del Mar participa en 2018 en una treintena de actuaciones para atender a animales hallados en playas de la provincia

El Aula del Mar participó en el año 2018 en un total de 30 actuaciones para atender a animales hallados en las playas de Málaga. A pesar de que el pasado ejercicio no fue un año significativo en cuanto al volumen de varamientos, el centro rescató ocho animales vivos, entre delfines y tortugas marinas.

Cuatro de los animales eran tortugas marinas que se han recuperado o se mantienen en recuperación, estables y con buen pronóstico. Además de las actividades de recuperación, se realizaron ocho necropsias de animales aparecidos, recogiendo más de 150 muestras para estudios posteriores.

Así se ha explicado este jueves en la presentación de las actividades del Aula del Mar, a la que ha asistido el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río. El Aula del Mar es actualmente el centro colaborador de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que desarrolla los programas de conservación y sensibilización sobre las especies marinas amenazadas en colaboración con el Ayuntamiento de Málaga y la Diputación.

CONTAMINACIÓN MARINA POR PLÁSTICOS EN CRECIMIENTO

El pasado año fue “un claro exponente de los resultados de la contaminación marina por plásticos”. No en vano, las cuatro tortugas marinas ingresadas presentaron problemas de salud ocasionados por plásticos, además otra aparecida muerta también presentó plásticos en su intestino.

Es una tendencia observada en los últimos años en los que la concentración de estos en los mares está en un claro incremento. Precisamente, coincidiendo con la presentación de estas actividades, el Aula del Mar ha liberado una tortuga boba, Caretta caretta, que ingresó en mayo de 2018. Se trata de un ejemplar juvenil, de unos 48 centímetros de longitud que fue rescatada en altamar, atrapada en un trozo de red, que generó heridas e infección.

También se pudo observar tras su ingreso que eliminó, junto con las heces, pequeñas porciones de plásticos, que habría ingerido antes de su ingreso y que posiblemente le generaron los problemas de control de flotabilidad que sufría. El animal durante su recuperación se ha mantenido con una dieta de pescado y calamar.

El tratamiento veterinario que se instauró los primeros meses de ingreso, incluyó sueroterapia, antibióticos y cura de heridas. Durante 2018 el Aula del Mar desarrolló, con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga, un programa de educación ambiental y sensibilización con el diseño de material divulgativo, como 10.000 fichas didácticas, pegatinas, presentaciones, etcétera; visitas de colegios al Centro de Recuperación de Especies Marinas (Crema), un concurso fotográfico, un centro de información ambiental así como un día de puertas abiertas.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar