El embalse de La Viñuela toca fondo

El embalse de La Viñuela toca fondo



Se veía venir. Después de 26 meses en situación de prealerta, la posibilidad de que la comarca de la Axarquía pueda verse afectada por un decreto de sequía, algo que no sucedía desde noviembre de 2008, se ven cada vez más ciertas. La presa de La Viñuela acaba de situarse esta semana en los temidos 54 hectómetros cúbicos, que según el Plan Especial de Sequía de la Cuenca Mediterránea Andaluza, marcan para el caso del embalse malagueño el umbral de sequía para los meses de julio (54,50 hm3), agosto (54,78) y septiembre (54,38), lo que enciende la luz naranja previa al umbral de emergencia, situado entre los 24 y 23 hectómetros cúbicos para los meses de verano.

Según el Plan Hidrológico se ha rebajado ya el nivel de los 56 hectómetros cúbicos y con el ritmo actual de consumo de los municipios que se suministran de la presa y de los regadíos, que en la última semana ha sido de 1,1 hectómetro cúbico, para el comienzo del nuevo año hidrológico, inicio del mes de de octubre, siempre evidentemente que las precipitaciones no reviertan la fotografía actual, la comarca de la Axarquía pondrá el letrero habrá entrado de estado de sequía. Situación que no se vivía desde el pasado 2008 cuando el decreto afectó a 18 municipios, Algarrobo, Almáchar, Benamargosa, Benamocarra, Comares, Cútar, El Borge, Frigiliana, Iznate, Macharaviaya, Moclinejo, Nerja, Rincón de la Victoria, Sayalonga, Torrox, Totalán, Vélez-Málaga y La Viñuela.

Y es que con la llegada del verano se ha disparado el consumo de las reservas de agua en los embalses malagueños, 281,79 hm3, frente a los 315,52 de mitad de julio del pasado año, 33,7 menos.

El Plan Hidrológico sitúa el umbral de sequía durante el mes de octubre en 47,91 hectómetros cúbicos. Si no se producen aportaciones al embalse en septiembre y el volumen de consumo sigue como ahora es muy probable que a finales del año hidrológico las reservas de La Viñuela se encuentren por debajo de los 45 hectómetros cúbicos.

Según los datos aportados, con la llegada del verano se ha disparado el consumo de las reservas de agua en los embalses malagueños, 281,79 hm3, frente a los 315,52 de mitad de julio del pasado año, 33,7 menos.

Una situación es ciertamente muy alarmante y la Plataforma de Regantes anuncia protestas si no se adoptan medidas.

(Foto y agradecimiento : Mikel Nabarro)