Endesa destinará más de 166 millones de euros en los próximos tres años para la provincia

38

Endesa destinará 166,3 millones de euros a la provincia de Málaga para los próximos tres años dentro de su plan de inversión destinado a mejorar las infraestructuras que ya existen y también a la construcción de otras nuevas.

Así lo ha asegurado el director de Distribución de Endesa en Andalucía Este, Francesc Alemany, junto al delegado territorial de Conocimiento y Empleo de la Junta de Andalucía en Málaga, Mariano Ruiz Araujo, que han dado a conocer este miércoles esta inversión prevista por la compañía, mientras los drones sobrevolaban las líneas eléctricas para revisar las redes de distribución.

En declaraciones a los periodistas, Alemany ha puesto de relieve “la apuesta de la compañía por la digitalización de las infraestructuras eléctricas que permitirá actuar de forma rápida y eficaz mejorando en un 20 por ciento la calidad de suministro y fomentando el desarrollo económico de Málaga”.

A dicha apuesta por la digitalización, se suman las inversiones en nuevas infraestructuras que se van a construir en el próximo trienio. En concreto, Endesa construirá cinco nuevas subestaciones en la provincia. Una nueva subestación junto a Red Eléctrica en Benahavís de 220/66 kilovoltios, que permitirá el desarrollo de la zona de Marbella-Benahavís, y otra en el municipio de Marbella, en Guadaiza, de 66/20 kilovoltios. Otra subestación prevista es una de 132/20 kilovoltios que se ubicará en el municipio de Torrox, reforzando la red de la línea Rincón-Nerja y mejorando la calidad de suministro en toda la Axarquía.

Las dos últimas subestaciones que Endesa construirá se ubican en la costa occidental, en Manilva, de 66/20 kilovoltios, y la otra en Málaga capital, de 66/20 kilovoltios, que permitirá el desarrollo económico de la ciudad y, sobre todo, de la zona de ampliación de la Universidad de Málaga (UMA). Estas nuevas subestaciones tendrán un tiempo medio de ejecución de tres años y contarán con la última tecnología aplicada, convirtiéndose “en espacios innovadores telemandados, es decir, gestionados de forma remota”.

Además, en la construcción de cada subestación se genera un centenar de puestos de trabajo y la participación de decenas de proveedores locales. A la construcción de estas subestaciones se une la instalación de nuevas líneas de distribución de energía. En total en el trienio 2019-2021, Endesa instalará más de 266 kilómetros de nuevo cableado por toda la provincia malagueña; es decir, la distancia por carretera que separa Málaga de Cádiz.

En concreto, la compañía ha anunciado la instalación de 132 kilómetros de nuevas líneas de Alta Tensión, 57 kilómetros de líneas de Media Tensión y 77 kilómetros de cable conductor de líneas de Baja Tensión. Por su parte, Ruiz Araujo ha recordado que el Gobierno andaluz “lleva años impulsando un modelo energético más eficiente, descarbonizado, diversificado y estable, en el que mejorar la calidad del suministro es una de sus prioridades”.

Andalucía, ha dicho, “ha dado pasos de gigante en todo lo relacionado con la generación con fuentes renovables y con el fomento del ahorro y la eficiencia energética”, aunque “se necesita un compromiso inversor para poder seguir creciendo”. En este sentido, el plan trazado por Endesa -y del que se beneficiará la red en su conjunto- resulta “positivo y oportuno”.

CAMPAÑA DE VERANO 2018

Drones de última generación dotados con cámaras de alta resolución, helicópteros con tecnología de precisión, limpieza de infraestructuras eléctricas que se ven afectadas por la salinidad y actuaciones de tala y poda preventiva de vegetación, son las acciones que Endesa ha puesto en marcha un año más en verano en la provincia de Málaga invirtiendo cerca de cinco millones de euros en las mismas.

Técnicos de Endesa han mostrado este miércoles cómo los drones que se utilizan en estas tareas de revisión permiten ver desde el aire hasta el mínimo detalle de las instalaciones eléctricas, apreciando el estado de las mismas y accediendo a zonas de difícil acceso o donde el ojo humano no llega en una inspección visual tradicional.

La empresa utiliza drones en sus inspecciones aéreas desde 2012, cuando decidió instalar cámaras de alta resolución con grabación en formato 4k y la posibilidad de acoplar a la lente una doble óptica, convencional y termográfica, esta última permite poder realizar diagnósticos de detección de puntos debilitados en las redes pudiendo llevar a cabo labores de mantenimiento predictivo, actuando de forma preventiva.

Estos vuelos complementan los realizados en el mes de junio con helicópteros dotados con cámaras termográficas y tecnología Lidar (Light Detection and Ranging) -Detección por luz y distancia- que combina tecnología GPS con sensores láser y permite realizar mapas tridimensionales y cartografiar las líneas eléctricas. Esta herramienta ofrece simultáneamente información tanto del relieve del terreno como de la vegetación que lo cubre, lo que resulta muy útil para crear mapas de alta resolución de las zonas boscosas y planificar las labores de limpieza forestal.

De hecho, las tareas de limpieza forestal “son clave” de cara al verano. Durante los meses previos a la llegada del calor, Endesa, en coordinación con la Junta de Andalucía, establece las áreas forestales que hay que talar o podar con el fin de servir de cortafuegos. Solo esta actuación ha supuesto tareas de mejora en 9.350 kilómetros de masa forestal de redes de Alta, Media y Baja Tensión en zonas como Los Reales, Sierra de Mijas, Sierra de las Nieves, Montes de Málaga, Sierra Tejeda, Sierra de Almijara y Serranía de Ronda y ha significado una inversión en la provincia de un millón de euros.

Con estas operaciones se asegura la apertura de corredores de seguridad debajo de las redes tanto de Alta como de Media y Baja tensión, lo que permite evitar incidencias en el suministro eléctrico y minimizar el riesgo de incendio. Endesa además ha llevado a cabo en Málaga un programa de mantenimiento predictivo y preventivo para la mejora de su red eléctrica de cara al verano.

En el marco de este programa, Endesa ha realizado diferentes tipos de revisiones en sus instalaciones de distribución, en concreto en Málaga la compañía ha revisado 54 subestaciones. Esta actuación consiste en la inspección con cámaras de infrarrojos, ya sea desde tierra o por aire, para detectar si hay algún elemento que presente una temperatura más elevada de lo normal, lo cual indica que sufre una anomalía. En caso de detectarse se activa de forma automática el mecanismo para corregirla.

Asimismo, la compañía ha realizado la limpieza de once subestaciones eléctricas en tensión, es decir, en funcionamiento. La limpieza se lleva a cabo gracias a un camión con agua desmineralizada que lanza agua a presión. Según han especificado, se trata de un trabajo “necesario” dado el deterioro al que se ven sometidas las infraestructuras eléctricas en la zona de Málaga debido a la salinidad del ambiente que se deposita en el cableado y que acaban dañando las infraestructuras eléctricas.

Estas tareas de limpieza, que a priori parecen “normales”, son tareas que tienen que llevar a cabo expertos formados en instalaciones eléctricas, ya que las mismas se llevan a cabo con fuertes chorros de agua en instalaciones que están en tensión, es decir, que tienen corriente eléctrica.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar