Expediente sancionador de la Junta al Ayuntamiento de Nerja por el vertedero ilegal investigado

Expediente sancionador de la Junta al Ayuntamiento de Nerja por el vertedero ilegal investigado

La Junta ha incoado un expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Nerja por la gestión del vertedero ilegal por el que cerca de cuarenta personas, entre empresarios y cargos públicos, están siendo investigados por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Torrox.

El PP, que está personado en la causa abierta por la existencia de este vertedero irregular en el paraje del Río de la Miel, ubicado en un parque natural, ha explicado hoy en un comunicado que el expediente sancionador se inició a raíz de una denuncia de la Policía Autonómica de mayo de 2016.

Los populares han señalado que han tenido conocimiento de este expediente tras la declaración la pasada semana como investigado en el proceso por el vertedero del delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Málaga, Adolfo Moreno.

Según el PP, en el procedimiento iniciado contra el Ayuntamiento, el propio delegado indica que los hechos imputados podrían ser constitutivos de una infracción muy grave en materia de autorización ambiental unificada y tres infracciones graves en materia de residuos, incendios forestales y vulneración de normas de espacios naturales protegidos.

No obstante, entiende el delegado que, aunque la concurrencia de infracciones implicaría una multa de 1.202.000 euros, al no quedar acreditados, por el momento, daños graves sobre el medio ambiente ni riesgos graves sobre la salud de las personas, y salvo que durante la tramitación se demuestre lo contrario, se establece una multa de 240.401 euros.

El PP ha criticado que la alcaldesa, Rosa Arrabal (PSOE), que también está siendo investigada por el juzgado, haya ocultado a la oposición y a la opinión pública este expediente sancionador y ha solicitado el acceso al mismo en su totalidad.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Torrox investiga la gestión de este vertedero, en el que durante más de quince años se arrojaron residuos de la construcción y demolición, residuos peligrosos y restos de podas o plásticos, en una antigua cantera situada en un parque natural.

A los investigados se les imputan presuntos delitos contra el medio ambiente, falsedad documental, estafa, pertenencia a grupo criminal, prevaricación medioambiental omisiva y prevaricación administrativa.

Además de la actual alcaldesa y varios ediles del equipo de gobierno, también ha comparecido en sede judicial como investigado el anterior alcalde del PP entre 1995 y 2015, José Alberto Armijo.