Un feo partido en la que los puntos dan lustre

Un feo partido en la que los puntos dan lustre



Feo partido el que disputaron Vélez CF y UD Maracena, donde lo mejor de todo si es que tenemos que sacar algo positivo, están en la lógica y que es lo que al final queda, de los tres puntos que se quedan en el Vivar Téllez.

Infumable primera parte, con demasiado toque y a la vez perdidas de balón que evitaban, con un Maracena contestón en su presión muy adelantada, la posibilidad de cualquier acercamiento a portería.

Y claro así se fue agotando casi el partido hasta que después de merodear, sólo eso, y sin mucho peligro el portal de Iván cabello, un servicio de Isra a Jordi le dio la ventaja para sacar un remate colocado raso a la izquierda del meta veleño que serviría a falta de 10 minutos para el descanso, para ponerse por delante en el marcador.

Trabajo le costó al Vélez llegar con peligro, o al menos el más eléctrico o con las ideas claras era Joselillo por la banda izquierda. Pero incluso para verle en acción, que fue con cuentagotas, había que esperar un pase en condiciones de los hombres del medio del campo, en otra guerra diferente y con pocas ideas.

Antes del tanto del empate, el Vélez gozaría de una ocasión, si una en 41 minutos y fue un balón que tuvo que rechazar por alto el espigado meta maracenero tras cabezazo de Nacho y cuando faltaban dos minutos para el descanso, una acción de Juan Carlos con pase desde la derecha, fue cazado por el más entonado, Joselillo y de fuerte remate conseguir el 1-1.

La segunda parte no mejoró en sus inicios, eso si se le vio al Vélez algo más enchufado. Pero poco más. El Maracena no fue tan alegre como se vio en el inicio del choque en su presión, y ese pasito atrás y después la expulsión de Antonio Molina por dos amarilas, condenó a más trabajo a los suyos y le ofreció el cuadro veleño en buscar con más fluidez de juego el espacio para conseguir romper la igualada. Y ese tanto llegaría tras un envío de Joselillo al hueco entre los centrales que supo Emilio Guerra adelantarse y poner el balón (mto. 78) en el fondo de la portería de Juanpa.

La incertidumbre o mejor la emoción del encuentro, llegaría en los instantes finales cuando entregado en intentar empatar el partido, Ivan Cabello tuvo que emplearse en una gran intervención en libre directo de Luis Enrique.  Y poco después adelanto el meta maracenero ver como dos intentos desde el centro del campo primero de Joselillo y después de Zule se fueron ajustados a ambos lados de un vacío portal del Maracena, ya que su portero se había entregado al la gesta de ayudar a su equipo, por su altura, en algún remate de cabeza que pudiera cazar dentro del área veleña.

Los minutos finales si tuvieron emoción, cuando entregado el Maracena en intentar empatar el partido, apareció la siempre destacada intervención de Ivan Cabello que tuvo que emplearse en una estirada junto al palo izquierdo y sacar un balón envenenado tras libre directo de Luis Enrique.  Clave esa acción por que ya quedaba poco.

Defendió bien el Vélez las pocas acciones que dispuso el Maracena, esto es en faltas colgadas al área de Iván Cabello en las que se incorporaba incluso su espigado portero Juanpa, que en el tiempo de descuento se llevaría dos sustos seguidos ya tras recuperar y desde el centro del campo, primero Joselillo y después de Zule enviaron ajustados lanzamientos a ambos lados de un vacío portal granadino. Lo dicho, le mejor los tres puntos.