FITUR: Alfarnate, el municipio que en cada estación del año tiene algo que ofrecer al visitante

FITUR: Alfarnate, el municipio que en cada estación del año tiene algo que ofrecer al visitante

El municipio de Alfarnate está situado a 890 metros de altitud siendo el más alto de la Axarquía. Su ubicación y climatología lo ha convertido en el municipio “de las cuatro estaciones” porque en cada una de ellas se puede disfrutar de diferentes experiencias, como ha recordado el alcalde, Salvador Urdiales esta mañana durante su presentación en FITUR. “Cada estación del año, Alfarnate tiene algo que ofrecer al visitante”, ha afirmado el regidor quien ha estado acompañado en el Pabellón del Patronato de la Costa del Sol de la delegada territorial de Turismo y Deportes en Málaga de la Junta de Andalucía, Monsalud Bautista y del concejal de Fiestas y Cultura, Juan Gallardo.

“Tenemos tierras muy fértiles, agua de calidad y una pluviometría muy alta. La nieve suele visitarnos cada invierno regalándonos espectaculares vistas del pueblo, de sus campos y de las montañas de las que estamos rodeados”, ha comentado Urdiales quien también ha hecho referencia a los cerezos en flor que desde el mes de abril se pueden contemplar o en junio cuando empieza a degustarse el fruto. “Los veranos son un respiro para el visitante que consigue esquivar el calor, en septiembre tenemos nuestra fiesta grande en honor la Virgen de Monsalud y la celebración de La Embajada”, ha destacado el alcalde quien ha citado más de media docena de fiestas que tienen lugar a lo largo del año.

El regidor ha repasado algunos de los lugares más emblemáticos del patrimonio como el Ayuntamiento que es un antiguo pósito o almacén de grano siendo el más antiguo de la provincia. Ese mérito pero a nivel andaluz también lo tiene la venta que data del siglo XIII. La iglesia de Santa Ana y la Ermita son también de esta época. “Los pueblos pequeños tenemos mucho que decir y necesitamos de esa promoción para que nos conozca mucha gente. Todos tenemos una historia que contar, algo que nos hace distintos y especiales. Algo por lo que merece la pena visitarnos”, ha afirmado el regidor quien ha aludido al nombre de Alfarnate que significa “molino de harina”. Otra de las peculiaridades es la existencia del Museo del Juguete o los pozos de piedra en forma de capilla.

En cuanto al patrimonio natural ha enumerado las sierras que lo rodean como Camarolos, Jobos, Alhama, En medio, San Jorge o Tajo de Palomera. “Tenemos innumerables ruta senderistas, campos de cereales, frutales, hortalizas, legumbres y ganado caprino y ovino”, ha citado Urdiales quien también ha hecho referencia a la original gastronomía de este pueblo axárquico donde se elaboran platos como las moreras de setas, migas, sopas de papaveote (tortillitas), horchata de almendra, resoli (bebida anisada) o roscos carreros que durante las dos jornadas se han podido degustar en el desayuno.

“Alfarnate es el pueblo de las cuatro estaciones, es bonito para visitar cualquier época del año por su naturaleza, su rico patrimonio cultural y por su gente que acoge de forma extraordinaria al visitante”, ha resaltado la delegada territorial de Turismo y Cultura quien también ha destacado “la fortaleza de la Axaquía y su importancia turística por la que hay que seguir trabajando”.

Bautista también se ha referido a la fiesta de La Embajada en la que “se involucra un pueblo entero, y durante los días previos se arreglas las calles y los trajes. Todo el mundo arropa a los actores, que sin serlos, porque son vecinos, les ponen tanta pasión que no se nota”.

Durante la presentación se ha proyectado una video de esta fiesta declarada de Interés Turístico Provincial, y ha sido el concejal de Fiestas y Cultura, quien ha explicado que en ella participan más de 400 personas que recrean el rapto de la patrona, la Virgen de Monsalud, por los moros y su rescate por los cristianos. Esta representación, que consta de varios actos, está basada en un texto romance anónimo del siglo XVIII.