FITUR: Canillas de Aceituno ofrece a los visitantes uno de los grandes platos de la gastronomía malagueña y el reto de subir a La Maroma

28

El municipio de Canillas de Aceituno tiene el privilegio de tener dos de los grandes iconos de la provincia: el chivo malagueño y la subida a La Maroma, la cumbre más alta de Málaga con 2069 metros de altitud. Al estar enclavado a los pies de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama ofrece al visitante multitud de posibilidades para practicar el turismo activo con una amplia red de senderos.

Su casco histórico guarda el tipismo andaluz con reminiscencias árabes de calles empedradas, casas encaladas y balconadas y rincones con flores. Entre su patrimonio histórico destaca la Casa de los Diezmos o de la Reina Mora o la Esgrafiada así como la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de estil gótico múdejar. También existen restos del antiguo castillo, situado en la plaza que tiene su mismo nombre.

Estos enclaves son algunos de los que aparecen en el video promocional que esta mañana ha presentado el alcalde de Canillas de Aceituno, Vicente Campos, en el Pabellón Costa del Sol Málaga en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (FITUR).

“Nuestra ubicación a los pies de las Sierras Tejeda, Alhama y Almijara nos hace ser uno de los puntos idóneos para recorrerla o para los que se atrevan subir a la cumbre de La Maroma. Pero además disponemos de numerosas y variadas rutas senderistas como la del Saltillo, El Castillejo o Tajos Lisos”, ha enumerado el regidor de esta localidad e 1.800 habitantes quien ha destacado “el maravilloso paisaje natural”.

“Tenemos una gastronomía inmejorable, entre la que destaca el chivo asado al horno de leña, los potajes y la morcilla de cebolla. A este producto que se elabora de forma artesanal, le dedicamos una Fiesta que está declarada de singularidad turística provincial y que tiene lugar el último domingo de abril”, ha resaltado Campos.

Es habitual encontrar en los restaurantes de Canillas de Aceituno, chivo malagueño con el que se pretende trasladar al visitante hasta los antiguos caseríos que existían a los pies de la Sierra Tejeda con su receta tradicional. El asado de cabrito lechal se cocina lentamente junto a un rescoldo de leña de olivo y aceite virgen extra. Esta raza, típica de Málaga, se caracteriza porque se alimenta de tomillo y romero del Parque Natural

“Canillas de Aceituno es un pueblo acogedor, su gente hospitalaria. Es un pueblo que deben visitar al menos una vez en su vida”, ha concluido el alcalde.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar