Un goteo constante de gran preocupación en la Urbanización “La Esperanza” de Benajarafe

Un goteo constante de gran preocupación en la Urbanización “La Esperanza” de Benajarafe



Las más de cien familias que viven en esta urbanización La Esperanza de Benajarafe, que cuenta con más de medio siglo de existencia, viven continuamente con la amenaza de poder quedarse sin agua, más en concreto que se la corten, y así para seis años llevan debido al impago de unas facturas que les llegan y que entienden “que no son permisivas para nadie”. Algo parecido les ocurrió hace seis años, en 2011, cuando estuvieron tres meses sin suministro alguno por el impago de varias facturas, que sumaban entonces algo más de 30.000 euros.

Tras conseguir reunir el dinero y pagarlas, la situación se volvió a repetir a mediados del mes pasado. Ya que desde el 14 al 19 de junio estuvieron otra vez sin el líquido elemento en sus domicilios, en esta ocasión por una reclamación aún mayor, 45.000 euros, correspondiente a otras facturas bimensuales de 2016.
Y es que los residentes de esa urbanización, pagan el agua potable a verdadero precio de oro, pues tienen que abonar, de media, unos 10.000 euros al mes, que dividido entre los 123 inmuebles sale a unos 84 euros por familia. «Una auténtica barbaridad, cuando en cualquier domicilio del término municipal de  Vélez-Málaga no se llegan a pagar en muchos casos, más de 20 euros al mes», así ha comentado Dulcinea Toboso, que es la administradora de la comunidad.

Al parecer el problema que tienen es que la red de abastecimiento de la urbanización es muy antigua, y presenta numerosas fugas y enganches ilegales. La situación en los vecinos de La Esperanza se cada día más preocupante si no se consiguen soluciones, ya que según el consistorio veleño, esta es una urbanización privada y por tanto son los vecinos los que tiene que costear la reparación.

Por otro lado la empresa Aqualia insiste que desde julio de 2016 se ha facturado un consumo de 58.300 euros, de los cuales sólo han sido abonados 13.296, lo que se traduce en que en casi un año cada familia ha pagado menos de 10 euros al mes por factura, lo que incluye agua, cánones, impuestos y saneamiento.

Recordar que estos vecinos llevaron sus quejas al programa de televisión ‘Andalucía Directo’, de Canal Sur, los cuales abonaron 7.000 euros y consiguieron que les restablecieran el suministro de agua a los cinco días.

A día de hoy la preocupación de quedarse sin agua y mucho más en estas fechas por lo que supone es intranquilizadora.

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

9 − Nueve =