IU denuncia que el Ayuntamiento de Vélez-Málaga sigue privatizando servicios municipales a través de la empresa Limpiezas Crespo

Los servicios que Limpiezas Crespo prestaba al Ayuntamiento fueron ya “remunicipalizados” en abril de 2015 y su plantilla subrogada a través de Emvipsa.

IU denuncia que el Ayuntamiento de Vélez-Málaga sigue privatizando servicios municipales a través de la empresa Limpiezas Crespo



Los concejales del Grupo Municipal de IULV-CA Vélez-Málaga Para La Gente, han denunciado este viernes, a través de una rueda de prensa, que el equipo de gobierno del Ayuntamiento veleño está recurriendo nuevamente a la mercantil Limpiezas Crespo para privatizar una serie de servicios que ya se vienen prestando desde la propia empresa municipal Emvipsa.

Tras percatarse de la existencia de trabajadores de Limpiezas Crespo en diversas instalaciones municipales, los ediles de la coalición de izquierdas, Miguel Ángel Sánchez y Alicia Pérez, han registrado un derecho de información solicitando al equipo de gobierno, tanto la relación de trabajos que en la actualidad esta empresa viene prestando al consistorio veleño, como los motivos por los que desde el ejecutivo local se ha recurrido nuevamente a esta externalización, cuando en la propia empresa municipal existen trabajadores cuyo número de horas semanales en contrato les impide tener un salario digno o cuando están todavía pendiente de elaboración las bolsas de trabajo de Emvipsa.

Según el portavoz de IU, Miguel Ángel Sánchez, “resulta inconcebible que Moreno Ferrer recurra a la privatización de unos servicios que ya fueron municipalizados en abril de 2015, gracias, precisamente, a que la movilización de la plantilla logró abortar la licitación del contrato de limpieza y mantenimiento de los edificios y dependencias del Ayuntamiento de Vélez-Málaga que el Partido Popular tenía ya preparada”.

IU lamenta que detrás de esta privatización de servicios pueda existir un nuevo intento por burlar el control en las contrataciones de personal por parte del equipo de gobierno.

Según Sánchez, “esta situación no vendría más que constatar que el gobierno local todavía no se ha enterado de cuáles son las prácticas a desterrar para siempre de la gestión municipal, si verdaderamente queremos dar credibilidad a la política”.