IU Vélez lamenta la “desestimación masiva de enmiendas” en el pleno extraordinario y explica porque´ su voto en contra al presupuesto general del Ayuntamiento

34

Los concejales del grupo municipal de Izquierda Unida en el consistorio veleño, Miguel Ángel Sánchez y Alicia Pérez Gallardo, a pesar de venir liderando durante estos tres últimos años la oposición constructiva en el municipio, han visto desestimadas en la sesión plenaria de hoy todas las alegaciones con las que habían tratado de mejorar el Presupuesto General elaborado por el gobierno para el presente ejercicio.

Tal y como ha explicado su portavoz, Miguel Ángel Sánchez, “no bastaba con decir no a las cuentas del gobierno, sino que habíamos que tratar de ofrecer, dentro del único espacio que nos ha sido dado para hacer aportaciones (el periodo de alegaciones), las alternativas y las propuestas que pudieran mejorarlas”.

Sánchez ha empezado su intervención en la sesión plenaria de hoy arrojando una visión crítica del contexto en que es aprobado este presupuesto, “con un retraso incomprensible de siete meses, dado que el gobierno goza de mayoría absoluta, y sustentado sobre una tremenda inseguridad jurídica, motivada principalmente por la sentencia de nulidad del presupuesto de 2017, cuyas liquidaciones definen y condicionan la elaboración de estas cuentas”

También en lo formal, la coalición de izquierdas había destacado en sus alegaciones cómo la propia redacción del documento seguía sin evitar el sexismo del lenguaje, “precisamente cuando hace días todos los grupos se ponían de acuerdo en apoyar en pleno la elaboración de ese preceptivo plan de igualdad para el consistorio veleño”.

En el aspecto social, además de plantear que se priorizara el pago de las ayudas de emergencia o que se reforzaran las carencias de personal que existen en algunos de los servicios que se vienen prestando desde el Ayuntamiento, IU volvía a proponer que se diera cumplimiento al acuerdo de pleno que abogaba por suprimir las subvenciones nominativas para asociaciones y entidades que trabajan y complementan la labor del Ayuntamiento en el campo de los servicios sociales para abogar por la apertura de una convocatoria donde estas entidades, en régimen de concurrencia competitiva, pudieran presentar sus proyectos. Como ejemplo, Sánchez puso la asociación Comarcal para la Atención e Integración de Personas con Trastornos del Espectro Autista (Actea), que a pesar de la labor que realizan está fuera de todas las líneas de subvenciones que se ofertan desde lo local.

En relación al capítulo de personal, Izquierda Unida sostiene que, “sin haber aprobado una Relación de Puestos de Trabajo (RPT), la promoción de trabajadores llevada a cabo de manera aleatoria por el gobierno sólo viene generando malestar en la plantilla, y que el resto de cambios en el capítulo uno, no tienen razón de ser”.

Sin embargo, los ediles de la coalición sí que defendieron en sus alegaciones la necesidad de dar cumplimiento a varios acuerdos adoptados en pleno o el que se hubieran incluido en el documento los compromisos legales de obligado cumplimiento. Por ello, volvían a exigir la equiparación salarial de los trabajadores y la consignación de crédito para todos los servicios que se encarguen a la empresa municipal Emvipsa, la regularización de toda la plantilla de la escuela de música y danza, el fortalecimiento de los servicios de inspección urbanística o atención temprana, junto a la necesidad de aprovechar aquellas vacantes que tiene la plantilla del Ayuntamiento -y que no alteran el funcionamiento municipal- para proveer a la delegación de cultura del personal suficiente para ampliar horarios y atender durante todo el año las diferentes salas de estudio, agencias de lecturas y bibliotecas repartidas por el municipio.

“Hoy mismo nos hemos levantado con la agencia de lectura de Benajarafe nuevamente cerrada”, apostilló Sánchez en pleno mientras portaba una fotografía que le habían pasado los vecinos de la puerta de esta dependencia municipal cerrada.

Tampoco tiene sentido para IU “que se haya anunciado a bombo y platillo una Policía de Proximidad y que al día siguiente se amortizarán todas las plazas de agentes que todavía hay sin cubrir en el presupuesto, precisamente para crear una nueva jefatura. Con lo que, si llega, la unidad de proximidad en el mejor de los casos sólo atenderá a Vélez y a Torre del Mar”

Y es que, según el portavoz de esta formación, “la política de personal del gobierno camina sin rumbo hacia un modelo donde hay más jefes que indios, con lo peligroso que eso es, pues coloca el Ayuntamiento en un escenario propicio para seguir profundizando en la privatización de servicios municipales”.

Antes de explicar el bloque de alegaciones relacionadas con la necesidad de mejorar el capítulo de inversiones, desde IU han sostenido que “la venta de parcelas del patrimonio municipal de suelo (una vía de financiación que desde el presupuesto de 2017 se viene explorando sin mucho éxito por el gobierno municipal) sólo tendría sentido si el fin de esa enajenación fuera la construcción de promociones de viviendas para que los vecinos pudieran acceder a ellas en régimen de alquiler”. De igual modo, han criticado que con el canon de explotación que abona al Ayuntamiento la concesionaria del servicio de agua “no se haya planificado ni una actuación finalista: ni de eliminación de las tuberías de fibrocemento, ni de control de fugas o para ir suprimiendo los tramos donde la red de pluviales y fecales sigue siendo unitaria”.

Según ha explicado el portavoz de la coalición, “IU tenía claro que para que el presupuesto fuera mejor, debía atender todo el territorio”.

“Y para ello, además de plantear nuevamente este año la necesidad de consignar una generosa partida vinculada a educación para atender las demandas y corregir los desperfectos de todos los colegios del municipio, también hemos basado nuestras alegaciones en el cumplimiento de los diferentes acuerdos adoptados por el pleno de la corporación durante estos tres últimos años, para repartir de manera más justa las inversiones en el término municipal”, apostilló.

Bajo esa premisa, entre las actuaciones que había propuesto la coalición de izquierdas y que han sido desestimadas finalmente por el gobierno destacan la puesta en marcha de los presupuestos participativos “con una financiación garantizada”, la terminación del campo de fútbol de La Caleta, la garantía de financiación para las pistas deportivas y la zona de ocio polivalente de Mezquitilla y Lagos, la finalización del campo de fútbol de Almayate, el gimnasio en Cajiz, el arreglo e iluminación de las pistas deportivas de Chilches, el vial alternativo de acceso a Cajicillo, el saneamiento barriada Los Toscanos, la mejora de accesos y aparcamiento del campo de fútbol Torremoya, la actuación en el entorno del río Lagos, las mejoras en barriadas degradadas o la adaptación de dependencias para nueva Jefatura Policía Local.

Patrimonio y medio ambiente. Junto a la inclusión de una partida para la rehabilitación de las antiguas estaciones del ferrocarril en Chilches y El Trapiche, Izquierda Unida había propuesto también en sus alegaciones que se garantizará la financiación para el proyecto de la Ermita de San Sebastián, así como que se siguiera avanzando en la obtención de su titularidad plena; que se desista de la compra del convento de Santa María de Gracia “hipotecando a varias corporaciones que todavía no han llegado” para, en línea con lo que se sostiene desde la plataforma ciudadana Las Claras a Las Claras, se pueda seguir abogando porque la rehabilitación del edificio corra a cargo de la obra social de Unicaja, su actual propietario.

Desde el punto de vista medioambiental, Sánchez ha explicado durante su intervención en la sesión extraordinaria celebrada hoy en el consistorio veleño que finalmente habían desistido de proponer que se complementáse la aportación municipal para una serie de subvenciones concedidas por la Agencia Andaluza de la Energía para colocar luminarias de bajo consumo en todo el término municipal, puesto que el concejal del área ya las aseguró en un pleno anterior que esa aportaciones estaban garantizadas con partidas propias de la concejalía. Sin embargo, sí que habían planteado, al igual que el colectivo “Nuestros Animales de Vélez-Málaga: Perdidos, Encontrados o Abandonados” y que el circulo local de Podemos, que se diera cumplimiento a la propuesta sobre protección animal y que se empezara a actuar ya en esta problemática; o que se aumentase la partida de tan sólo 100 euros planteada por el gobierno para la actuación de recuperación ambiental del humedal del río Vélez.

Sobre esto, el portavoz de IU ha dicho que “no parece serio ir pidiendo la colaboración de otras administraciones y que el Ayuntamiento libre sólo esa cantidad. Es necesario aumentar esa partida para que nos miremos de tú a tú con el resto de organismos, si verdaderamente queremos recuperar y poner en valor un espacio tan rico como el delta del río Vélez”.

“Con esta desestimación masiva de enmiendas se desaprovecha una oportunidad para aplicar nuevas formas de gobernanza basadas en el fomento de la participación ciudadana y en saber escuchar las propuestas que, desde planteamientos constructivos, defendemos algunas formaciones políticas que no estamos en el gobierno. Sin embargo, dado que no parece el ejecutivo local estar interesado en explorar esa vía de gobierno, no nos ha quedado otra que votar en contra del presupuesto general del Ayuntamiento para este año”, concluyó.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar