IU en Vélez solicita al gobierno local que le informe sobre si está haciendo cumplir las ordenanzas que prohíben el uso de petardos en la vía pública

La coalición de izquierdas alerta al alcalde de la ciudad sobre el nivel que está alcanzando la problemática durante estas fiestas .“A la peligrosidad hay que unir que el ruido del petardo es muy perjudicial para personas enfermas y mascotas”, denuncian desde Izquierda Unida

IU en Vélez solicita al gobierno local que le informe sobre si está haciendo cumplir las ordenanzas que prohíben el uso de petardos en la vía pública



Los ediles de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, Miguel Ángel Sánchez y Alicia Pérez, han registrado un derecho de información interesándose por el grado de cumplimiento que, durante estas fiestas, se está haciendo de las ordenanzas municipales que regulan el uso de petardos y material pirotécnico en la vía pública.

Según ha explicado el portavoz de la coalición de izquierdas, Miguel Ángel Sánchez, “salvo autorización expresa de la Administración, la ordenanza municipal de civismo y convivencia del consistorio veleño prohíbe portar mechas encendidas o explosionar petardos, bengalas, cohetes y toda clase de artículos que puedan producir ruidos o incendios en la vía pública”.

Sin embargo, “a pesar de que la regulación es clara, las explosiones incontroladas de petardos y otro tipo de material pirotécnico en calles y plazas del municipio durante estas fechas ha llegado a convertirse, en algunos puntos, en un auténtico problema de orden público. No sólo por la peligrosidad de las explosiones, sino también porque el ruido que producen es muy perjudicial para personas enfermas y para las mascotas”, advierte Sánchez.

Ante esta situación, desde la coalición de izquierdas preguntan en su escrito, dirigido al alcalde de la ciudad, si el equipo de gobierno, a través de algún bando,  ha autorizado el uso generalizado de petardos u otro tipo de material pirotécnico en espacios públicos durante este periodo festivo; o si, por el contrario, se está aplicando estrictamente la Ordenanza Municipal de Civismo y Convivencia para controlar la problemática.