Jorge de Amuedo “Me vi atrapado en mi coche navegando hacia el mar”

60

Jesús Hurtado/axarquiahoy.es

Jorge de Amuedo es enfermero de emergencias en el Hospital Comarcal de la Axarquía y este pasado viernes volvió a nacer. Esta vez la emergencia de salvar una vida se centró en él.  Su coche encallado bajo el puente de la N-340 en Río Seco y la ayuda que recibió para sacarlo de su coche instantes después por una serie de vecinos, fue lo más seguido en las redes sociales.

Y es que de Amuedo acababa de salir sobre las 15.00 horas de su trabajo cuando decidió tomar el carril habitual de otras veces dirección a un cercano supermercado para hacer la compra del fin de semana.  Justo cuando llegaba a la zona cercana a su destino, se vio sorprendido en pocos segundos por la crecida de agua “de repente, en nada, me vi atrapado en mi coche navegando hacia el mar”.

Esa situación le hizo rápidamente marcar desde su teléfono móvil al 112 “no se aclaraban con mi llamada, ni que sitio estaba, estuve, lo tengo registrado en el teléfono…  5 minutos 11 segundos comunicándoles mi situación, lo que me estaba pasando, les gritaba que un torrente enorme de agua arrastraba a mi coche conmigo dentro, pero no se enteraban” afirma.

Mientras el agua seguía conduciéndolo carril abajo y entrando en su Mercedes GLK4, un todo terreno que pudo ser también la clave de que este no volcase a la fuerza que llevaba el agua y también a su pericia como marinero.

Mientras tanto los minutos siguientes era pedir ayuda llamando a su pareja, contándole su situación, y entre todo eso Jorge de Amuedo dando volantazos para reconducir su vehículo y que este no estuviera nunca de lado y si era posible llevarlo a alguna parte lateral del arroyo, cosa que no lograba, para poder salir” .

La suerte fue que bajo el puente de la N-340, entre piedras, ramas o lo que allí se acumuló, el todo terreno encalló a cercanos cien metros de la desembocadura al mar, por donde se le pudo ayudar y rescatarlo. Fue ahí cuando aparecieron esas personas, héroes anónimos, cerca de una docena de vecinos, algunos a los que conoce sólo de vista, que viendo el coche siendo arrastrado desde lejos, rápidamente buscaron la solución para sacarlo del vehículo.

“La gente es muy buena…” sentencia de Amuedo, que cuenta la curiosidad de que  “no hay vídeos de mi rescate, ya que más que hacerlos con sus móviles, cosa muy común como podemos ver en otras situaciones, estas personas fueron rápidamente a buscar lo que fuera para rescatarme, el caso es que pude salir por una ventana trasera ya que por la del techo no se podía y no quería tampoco abrir las puertas laterales para que el agua no inundara totalmente el coche,  el caso es que me lié al cuerpo unas cinchas que me lanzaron” comenta.

“Eran unas cinchas estrechas de color naranja, finas, que me han dejado algunas marcas bajo los brazos pero que me pudieron sacar hacía arriba gracias a estos vecinos, a los que deseo agradecer una vez más su enrome ayuda desde este medio, ya que sin duda me salvaron la vida”.

Mientras Jorge de Amuedo se recupera del gran susto, su coche aún sigue atrapado a la espera de que se pueda sacar del lugar donde fue rescatado. Pero como dice, el coche es lo menos importante.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar