Juan Ortega Montesinos expone su costumbrismo en el Museo de Nerja

El artista local expondrá 60 obras pictóricas, hasta el 11 de diciembre.

Juan Ortega Montesinos expone su costumbrismo en el Museo de Nerja



El Museo de Nerja, dependiente de la Fundación Cueva de Nerja, presenta este jueves la exposición ‘Escenas Costumbristas’, del artista local Juan Antonio Ortega Montesinos, la cual podrá ser visitada durante algo más de dos meses, hasta el próximo 11 de diciembre.

La muestra, compuesta por un total de 58 obras pictóricas, se adapta al objetivo del espacio expositivo por “rescatar y preservar en la memoria colectiva las imágenes que ilustran el modo de vida de nuestros antepasados en la comarca, haciendo alusión a sus costumbres, oficios y aficiones”.

Así lo han destacado desde el Museo nerjeño, apuntando que “esta recreación pictórica refleja el vertiginoso ritmo de cambio de la sociedad actual, hasta el punto de que la vida de nuestros mayores, con matices, era más parecida en ciertos aspectos a la del siglo XIX que a la de nuestros días”.

Por ello, han subrayado que la exposición del nerjeño Juan Ortega Montesinos “trata de recuperar esas raíces populares, luchando contra una amnesia social que hace que nos olvidemos de lo que fuimos hace muy poco”, alegando que “aquellos tiempos pausados fueron duros y, por tanto, dignos de recordar”.

Ortega Montesinos, que ha realizado obras para diferentes cofradías de Vélez-Málaga y Nerja, y ha expuesto sus pinturas en este municipio y Frigiliana, presenta escenas cotidianas y paisajes a través del trazo rápido de su pincel, “en un grito de protesta contra la renuncia de nuestro pasado más inmediato y, por contra, de agradecimiento al esfuerzo diario de nuestra gente”, han explicado desde el Museo de Nerja.

De este modo, los pueblos blancos aparecen como denominador común frente a personajes cuyos rostros se muestran difuminados, para realzar que “lo importante no son los nombres particulares, sino el recuerdo de la colectividad y que podamos ver en ellos a nuestros propios antepasados”.

El autor, nacido en Nerja en 1965 y cuyas primeras obras fueron expuestas en las paredes del Hostal Nerjasol, en la calle Pintada, afirma aprender de la luz con la que la naturaleza axárquica le obsequia para plasmarla en sus óleos.