La bailaora Rocío Molina galardonada doblemente en los XX Premios Max

La bailaora y coreógrafa Premio Nacional de Danza, nacida en Torre del Mar, recogió este lunes por la noche dos manzanas: una por la Mejor coreografía y otra por Mejor intérprete femenina de danza, ambas por su obra "Caída del Cielo"

La bailaora Rocío Molina galardonada doblemente en los XX Premios Max



Los XX Premios Max,  se entregaron este lunes por la noche en el Palau de les Arts.  Rocío Molina se hizo con el galardón a la Mejor Intérprete de Danza y a Mejor Coreografía por “Caída del cielo”.

La artista malagueña, Premio Nacional de Danza y ya galardonada con un Max en 2015 a la mejor coreografía por “Bosque Ardora” subió dos veces para recoger sus correspondientes manzanas por “Caída del cielo”. En la primera ocasión lo hizo como Mejor Intérprete Femenina, dedicando el galardón a todo su equipo, “Somos pocos pero nos apañamos bien, somos todoterrenos”, explicó. En particular tuvo palabras de agradecimiento para Carles Marquerie (premio Max a la Mejor iluminación por Caída del Cielo y responsable de la dramatugia de la obra).

En la segunda, como Mejor Coreografía, mostró su deseo de “expresar lo que siento con el cuerpo”, y así lo hizo subida en un taburete.

Rocío Molina bailó al recoger su galardón a la Mejor Coreografía
Rocío Molina bailó al recoger su galardón a la Mejor Coreografía

Caída del Cielo, aún de gira mundial (mañana estará en Canadá) es una reinvención del flamenco en sus órdenes más contemporáneos que ha puesto al público boca abajo allá donde se ha representado. Nació en 2015 en coproducción con el Theatre National de Chaillot de París. Se presenta como “un tránsito matérico por la celebración que es ser mujer. Un viaje, un descenso. Desde un cuerpo en equilibrio a un cuerpo que celebra ser mujer, inmerso en el sentido trágico de la fiesta”.

Imagen: fotograma de la promo de Caída del Cielo del canal oficial de Rocío Molina