La COAG pide que se agilice el pago de las ayudas PAC a los ganaderos de caprino y ovino

Si el pasado día 14, la consejera de Agricultura anunciaba el pago de las mismas, esta organización dice que los beneficiarios no cobrarían hasta abril

La COAG pide que se agilice el pago de las ayudas PAC a los ganaderos de caprino y ovino



COAG Andalucía pide que se agilicen los pagos de las ayudas PAC a los ganaderos de ovino y caprino, porque serán los últimos en cobrar. Especialmente delicada es la situación de los ganaderos que con la anterior PAC tenían derechos especiales y ahora, al no poseer superficie admisible sobre la que asignar el pago básico, pasan a tener sólo ayudas asociadas. Y esas ayudas, con el calendario de pagos actual, no se cobrarían hasta finales de abril.

Esto es lo que han explicado en un comunicado enviado por esta organización a pesar de que el pasado 14 de diciembre la consejera de Agricultura y Pesca, Carmen Ortiz, en su visita a Vélez-Málaga anunciaba el pago de más de 406 millones euros de las ayudas directas de la PAC correspondientes a la campaña de 2015 y que percibirán unos 234.338 agricultores y ganaderos en toda Andalucía.

Según explican en el citado comunicado, en la última campaña de la norma anterior, estos ganaderos estaban en posesión de derechos de pago único que mantenían la consideración de especiales, se justificaba su actividad con el mantenimiento de los animales y cobraban su ayuda en los mismos plazos que los titulares que sí poseían superficie admisible, es decir, tenían derecho al cobro de su ayuda a partir del 1 de diciembre.

Sin embargo, con la nueva PAC, estos ganaderos que no poseen tierras sólo pueden acceder a las líneas de ayudas asociadas y por tanto cobrarán todo el importe de sus ayudas en abril. COAG Andalucía ha solicitado en numerosas ocasiones que se tenga en cuenta esta circunstancia y que se adelante lo máximo posible, pero de momento los calendarios de pago no han cambiado.

COAG recuerda que las ayudas asociadas se destinaron a sectores que afrontan dificultades con el objetivo de incentivar el mantenimiento de los niveles de producción actuales, puesto que se consideran estratégicos por su importancia económica, social y/o medioambiental. Pero difícilmente conseguirán el resultado deseado si se retrasan los pagos a unos productores que necesitan liquidez para afrontar el trabajo diario en las explotaciones y que ahora se enfrentan además a los efectos de la falta de lluvias, que ha hecho que los pastos escaseen en esta época y que, si se mantiene, puede llevar a los ganaderos a fuertes pérdidas por encarecimiento de los forrajes y aumento de la suplementación de concentrados.