La Cueva de Nerja, primera gruta turística que instala una red de fibra óptica

El sistema permite la utilización de audioguías inteligentes que permiten mejorar la experiencia con vídeos y audios

La Cueva de Nerja, primera gruta turística que instala una red de fibra óptica



La Cueva de Nerja ya es una gruta 2.0, de manera que las nuevas tecnologías permitirán mejorar la experiencia de una visita donde lo novedoso y lo prehistórico se dan la mano. De este modo, la cavidad nerjeña se alza como la primera cueva turística en instalar una red de fibra óptica en su interior, lo que le ha permitido implantar un novedoso sistema de localización y audioguiado subterráneo, denominado ‘In-Location’.

Esta mejora, implantada por fases para causar el menor impacto posible en la cueva, contempla la colocación de sensores de localización que determinan el emplazamiento exacto de los visitantes, así como la presentación en un dispositivo multimedia de fotografías, vídeos y audios de calidad que de otra forma no podrían mostrarse, dadas las necesidades especiales de conservación de este espacio natural y la dificultad del acceso.

Asimismo, dichos mecanismos se encuentran adaptados para soportar las condiciones de la gruta, atendiendo a la alta concentración de humedad existente durante cualquier época del año.

Con la introducción de este sistema culmina el proceso de ordenación de las visitas por grupos de entrada periódica cada media hora, uno de los objetivos solicitados por el Consejo Científico Asesor de la Fundación que gestiona la Cueva de Nerja.

En cuanto al servicio de audioguía, éste permite el control de las explicaciones por parte del propio personal turístico, eliminando fallos de manipulación del usuario y facilitando el acceso incluso a las personas con discapacidad auditiva, que podrán leer las explicaciones en la pantalla del dispositivo, pudiendo incluso manipular el tamaño de la letra.

La nueva empresa concesionaria, Servinet, que ha empezado a prestar servicio esta misma semana y que ya ha instalado un sistema similar en la Cueva del Hierro, en Cuenca, permite, además de determinar el emplazamiento de los visitantes, la comunicación telefónica, la transmisión de datos y el control de la iluminación.

Como parte de la infraestructura desarrollada en el interior de la cavidad, se ha instalado un sistema de fibra óptica que permite la inclusión de wifi adaptado a este entorno e incluso la emisión de vídeos en directo, así como la gestión de gran cantidad de datos.

Del mismo modo, el sistema In-Location posibilita la integración de los diferentes sensores medioambientes existentes en la gruta, aglutinando las lecturas en un solo ordenador central para su posterior análisis y que pueden ser mostrados a través de la página web de la Cueva de Nerja.

En este apartado, cabe destacar la integración de los actuadores que controlan el alumbrado de la gruta y que facilitan el estudio del número de horas totales de encendido de los focos, así como el apagado y encendido remoto de los mismos.

Con esta actuación, la Fundación Cueva de Nerja refleja su apuesta decidida por la inclusión de las nuevas tecnologías dentro de la cavidad, aportando tanto una mejora de la experiencia en la visita turística como un avance sustancial en el estudio científico llevado a cabo por parte de los científicos que trabajan para preservar este bien de la Humanidad.