La Junta atiende a casi 1.000 menores en las escuelas de verano de la provincia, entre ellas la Gloria y Cuesta del Visillo en Vélez-Málaga

La Junta atiende a casi 1.000 menores en las escuelas de verano de la provincia, entre ellas la Gloria y Cuesta del Visillo en Vélez-Málaga



El delegado del Gobierno andaluz en Málaga ha destacado hoy el “esfuerzo y compromiso” de la Junta con esta iniciativa, cuyo presupuesto asciende a 370.000 euros para la provincia, lo que conlleva un incremento de 20.000 respecto a 2016. Además, ha recalcado el especial interés de esta medida, dirigida a menores que, preferentemente, residen en zonas con necesidades de transformación social, cuyas familias tienen dificultades o se encuentran en situaciones de riesgo o de exclusión social.

Las escuelas de verano, enmarcadas en la Red de Solidaridad y Garantía Alimentaria, incluyen el servicio de comedor que garantiza las necesidades alimentarias básicas de los menores mediante la distribución de tres comidas diarias, e incorpora también actividades complementarias de carácter socioeducativo, relacionadas con el apoyo de los contenidos curriculares, de ocio y tiempo libre y de educación en valores, entre otras.

Están gestionadas a través de organizaciones y entidades sin ánimo de lucro, con las subvenciones que establece la consejería de Igualdad. Las 14 escuelas de verano se desarrollan en las barriadas de Los Asperones, Palma-Palmilla, zona Centro de Málaga, Trinidad- Perchel, La Corta-Monte Pavero y Las Castañetas en Málaga capital; La Gloria y Cuesta del Visillo en Vélez-Málaga; Las Albarizas en Marbella, Cártama, la Dehesa-El Fuerte del municipio de Ronda, y la barriada Valdealeanes, en Antequera, que se incorpora este año.

Ruiz Espejo ha expuesto que estas escuelas de verano se suman a otras actuaciones de la Red de Solidaridad y Garantía Alimentaria que contemplan diferentes líneas de ayudas, una de ellas está destinada a la preparación y reparto de alimentos a personas con escasos recursos económicos o en riesgo de exclusión, dotada con 653.447 euros en Málaga, explicando que “son los comedores sociales que atienden en la provincia a 2.445 personas al día en la provincia”. Además, se destinan otros 138.749 euros para el suministro de comidas elaboradas a domicilio para personas mayores de 65 años con escasos recursos económicos y que no pueden acceder al servicio de comedor. De este programa, se benefician diariamente 128 mayores en la provincia.

Ruiz Espejo también ha puesto de relieve la necesaria coordinación con las entidades sin ánimo de lucro, que tienen una gran experiencia en el trabajo de campo en zonas con necesidades de transformación social . Las escuelas de verano se pusieron en marcha en 2013 en desarrollo del Decreto 7/2013, de 30 de abril, de medidas extraordinarias y urgentes para la lucha contra la exclusión social en Andalucía, dentro del Plan Extraordinario de Solidaridad y Garantía Alimentaria, cuyo objetivo es garantizar las necesidades alimentarias básicas de personas y familias en situación de exclusión social o riesgo de estarlo.

Así, se desarrollan a través de entidades privadas sin ánimo de lucro que se encargan de la preparación y reparto de alimentos a menores de edad, preferentemente en zonas con necesidades de transformación social, durante el periodo de vacaciones de verano.