Ni la Junta ni el Ayuntamiento veleño estudiaron la viabilidad del tranvía según el Tribunal de Cuentas

Ni la Junta ni el Ayuntamiento veleño estudiaron la viabilidad del tranvía. No lo compararon con otros medios de transporte alternativos, tampoco prestaron atención específica a la viabilidad económica del servicio. En un estudio de 1998 se concluyó que sólo con los pagos de los viajeros y con los ingresos complementarios de la organización prestadora, la cuenta de explotación del tranvía no llegaría a cubrir siquiera sus partidas ordinarias, libres incluso de cualquier amortización de infraestructura, instalaciones y material móvil

Ni la Junta ni el Ayuntamiento veleño estudiaron la viabilidad del tranvía según el Tribunal de Cuentas



Según el anteproyecto del informe de fiscalización del desarrollo, mantenimiento y gestión del tranvía de Vélez-Málaga que el Tribunal de Cuentas acaba de emitir en los informes previos para valorar la implantación del tranvía ni la Junta ni el Consistorio compararon el tranvía veleño con otros alternativos con distinta incidencia y viabilidad económico-financiera e impacto en la hacienda pública. Además, tampoco prestaron atención específica a la viabilidad económica del servicio.

El informe fue solicitado en junio de 2013 por la Comisión Mixta Congreso-Senado para las relaciones con el Tribunal de Cuentas. La finalidad era fiscalizar las inversiones y los gastos de mantenimiento de los tranvías de Parla, Zaragoza, Jaén y Vélez-Málaga.

En este, además de recogerse que no se estudió adecuadamente la viabilidad del tranvía, también se alude a un informe provisional de junio de 1998 en el que se concluía que sólo con los pagos de los viajeros y con los ingresos complementarios de la organización prestadora, la cuenta de explotación del tranvía no llegaría a cubrir siquiera sus partidas ordinarias, libres incluso de cualquier amortización de infraestructura, instalaciones y material móvil.

Ahora las partes implicadas disponen de un plazo para presentar alegaciones que finaliza el 4 de abril.

El anteproyecto del informe también señala que no se aportó al Tribunal de Cuentas ningún documento en el que se indicara los motivos del cambio del trazado que se alargó para pasar por el hospital comarcal,  estando ya avanzados los trabajos de redacción Esta modificación requería la adquisición de 56.114,35 metros cuadrados de terrenos, 26.695,25 más respecto del trazado rectilíneo inicialmente previsto. El coste de los terrenos para el Ayuntamiento ascendió a 3.480.208,28 euros, cuando lo que había previsto era sólo 58.920 euros. El Tribunal de Cuentas señala que sobre el 60% del trazado el Ayuntamiento no le ha aportado detalle de su valoración.

La Consejería de Obras Públicas y el Ayuntamiento, asumieron una serie de compromisos para construir, mantener y explotar el tranvía que fueron concretados en dos convenios. Así, la Junta se comprometía a ejecutar las obras de la infraestructura indicando que, una vez finalizadas, las entregaría al Ayuntamiento. Según recoge el informe, esta circunstancia no «se motivó suficientemente», ya que la infraestructura del tranvía estaba destinada a la prestación de un servicio exclusivamente municipal.

Además, las condiciones iniciales del segundo convenio se modificaron luego, en un apéndice y dicha modificación se realizó “indebidamente  sin autorización previa del pleno y sin fiscalización previa de la Intervención municipal”.

Según el informe,  los costes netos para la preparación, construcción, gestión e inactividad del tranvía fueron 42.296.086 euros entre la fecha en que se iniciaron las actuaciones para establecer el tranvía (1999) y  diciembre de 2014.

También consta el coste del tranvía mientras permaneció en explotación, que el Tribunal de Cuentas cifra en 12.491.551 euros, y el coste desde su paralización hasta final de 2014, que ascendió a 4.802.360. En cuanto al alquiler de las tres unidades del tranvía en Australia (del 1 de junio de 2013 al 31 de julio de 2014) permitió unos ingresos de 233.333,33 euros.

También recoge que antes de la suspensión del tranvía se modificó el servicio y se eximió al concesionario del pago de 110.000 euros de gastos de mantenimiento de la infraestructura y del material móvil, que pasó a ser asumido al Ayuntamiento, aunque «no ha realizado hasta la fecha estos trabajos, con el consiguiente deterioro del activo».

Por otra parte,el Ayuntamiento acaba de recibir por parte de la Junta el borrador del convenio para restablecer el tranvía. En este la Consejería de Fomento se compromete a financiar el 40% del déficit económico. El próximo 28 de marzo técnicos del Consistorio y la Junta celebrarán una reunión para terminar de detallar el convenio antes de firmarlo.