La Junta detecta la presencia de avispilla del castaño en Canillas de Albaida

66

La Delegación territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha detectado a través de inspección de los Agentes de Medio Ambiente la presencia de la avispilla del castaño (Dryocosmus Kuriphilus) en el municipio axárquico de Canillas de Albaida.

En concreto, en una zona delimitada de tres parcelas de la Sierra de Tejeda. Tras el análisis de los ejemplares afectados por este insecto se ha detectado que la fase de desarrollo de las agallas hace que actualmente se encuentren totalmente formadas y lignificadas, hechos que imposibilitan ninguna opción de parasitación por parte del Torymus sinensis, agente de control biológico que se utiliza para combatir la avispilla del castaño.

Asimismo, según ha explicado la Junta en un comunicado, el desarrollo larvario de la avispilla presente en las agallas detectadas está llegando a su fin imposibilitando esto el desarrollo completo del Torymus sinensis.

Por ello, el Servicio de Gestión del Medio Natural ha concluido que realizar una suelta de control biológico en estos momentos no surtiría ningún efecto en el control del insecto. Esta determinación se basa también en la tipología de los castaños, así como en experiencias anteriores de trabajo en la erradicación de la avispilla del castaño, por lo que se propondrá la inclusión de las parcelas afectadas en el Programa de Sueltas Experimentales de Torymus sinensis de la campaña 2019 para su aprobación por parte del Ministerio de Medio Ambiente.

El tratamiento biológico con torymus sinensis fue iniciado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en 2015 y su planificación se realiza en época primaveral, en las primeras fases de brotación de las yemas.

AVISPILLA DEL CASTAÑO

La avispilla del castaño es un insecto de la familia de las ‘avispas de las agallas’ (Cinípidos) que afecta exclusivamente a los castaños. Es originario de China, y comenzó a propagarse en 1941 en Japón y en 1963 en Corea.

En el continente americano fue detectado en 1974 en EEUU y en Europa en 2002, en Italia. Posteriormente, se ha ido detectando en diferentes estados europeos como Francia, Eslovenia, Suiza, Hungría, Croacia, Holanda, Eslovaquia, Alemania, República Checa. En 2012, finalmente, se introdujo en España, concretamente en la Comunidad Autónoma de Cataluña, y posteriormente se detectó su presencia en Cantabria, Asturias y en los castañares de la provincia de Málaga. Todos los indicios apuntan a que la llegada del insecto está asociada al movimiento de material vegetal afectado procedente de viveros.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar