La panda de verdiales Jotrón y Lomillas gana el tradicional concurso de Benagalbón

Han participado nueve pandas de verdiales del estilo Montés.

La panda de verdiales  Jotrón y Lomillas gana el tradicional concurso de Benagalbón



Este fin de semana, más de ocho mil personas hasta bien entrada la pasada madrugada del sábado, han disfrutado de la fiesta con motivo del XXIII Concurso de Benagalbón, en Rincón de la Victoria, en el que un año más tuvieron lugar los típicos choques de pandas.

De esta forma, delante de la iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria del núcleo rinconero, un total de nueve pandas de verdiales del estilo Montes se batieron este sábado por la tarde el cobre.

Tras las rondas en las que se midieron las pandas, resultó ganadora la agrupación de Jotrón y Lomillas que se impuso en la final a la de Guadalmedina.

Este baile típico hunde sus raíces en la época morisca, aunque algunos investigadores apuntan a un origen todavía muy anterior: prerromano o incluso prefenicio. Y es que más de dos mil años después de nacer tienen el relevo generacional totalmente garantizado.

La clave del concurso es, en resumen, la facilidad de cada panda para mantener el ritmo. De dos en dos tocan sus composiciones al mismo tiempo y conforme avanzan los segundos se ven obligadas a acelerar el ritmo.