La sesión plenaria de este viernes arrancará con una declaración de apoyo a la flota de cerco de Caleta de Vélez

La iniciativa ha sido impulsada por el grupo municipal de Izquierda Unida durante la celebración de la junta de portavoces previa al pleno

Así las cosas reproducimos literalmente el documento consensuado por los portavoces de la corporación en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga:

Declaración institucional de apoyo a armadores y marineros de la flota de cerco de Caleta de Vélez ante la difícil situación que vienen atravesando por culpa del conflicto abierto con los intermediarios y mayoristas del pescado

Desde el pasado cinco de febrero, y durante el resto de la semana siguiente, la flota de cerco de la provincia de Málaga, compuesta por un total de treinta y dos embarcaciones que dan empleo directo a más de 350 personas, tiene que permanecer amarrada a puerto como consecuencia del boicot al que es sometida por parte de intermediarios y mayoristas del pescado que, como medida de presión, se niegan a comprar en lonja para forzar que los armadores sigan regalando un 5% de sus capturas en todas las ventas que superen las diez cajas.

Una exigencia sin duda que ya se ha ido suprimiendo en el resto de puertos de la comunidad andaluza y en el conjunto del Estado.Aunque las cinco Cofradías de Pescadores de Málaga (Estepona, Marbella, Fuengirola, Málaga y Caleta de Vélez) han propiciado encuentros con los mayoristas para desbloquear el conflicto, la realidad es que dichas reuniones no han dado sus frutos.

Es más, las comercializadoras y sus intermediarios han intentado aprovechar esta coyuntura para apretar todavía más las tuercas al sector pesquero:

Mientras la propuesta de la Cofradía de Caleta de Vélez, que es quien lidera en estos momentos el proceso de negociación, pasaba por suprimir ese “regalo” de manera paulatina en cinco años, la contraoferta de los compradores era seguir reivindicando el 3% en todas las compras que superen las diez cajas y cargar además el coste de los envases a las embarcaciones, lo que supondría empeorar la situación al sector pesquero, que vería aún más mermados sus beneficios.

Así las cosas, los barcos han tenido que hacerse nuevamente a la mar: en el resto de la provincia han acabado cediendo ante la presión de mayoristas e intermediarios y volviendo a regalar ese 5% de sus capturas; y en Caleta de Vélez-Málaga, puerto donde tiene su base la mayor parte de la flota, intentando buscar otras lonjas donde vender su pesca.

Sin embargo, esta tarea no está siendo nada fácil: la negativa de los mayoristas a comprar pescado de Málaga en otras provincias hace que las capturas diarias tengan que ser dirigidas a otros mercados del interior de la península para su venta, con las molestias que eso conlleva y la pérdida de rentabilidad para el sector.
Por todo ello, y dado la importancia que la flota de cerco de Caleta de Vélez tiene para el municipio (las dieciséis embarcaciones con base en este puerto emplean de manera directa a unos once marineros cada una), todos los grupos de la corporación expresamos, de manera unánime, nuestro apoyo al sector pesquero y reivindicamos la mediación de la Junta de Andalucía y el Gobierno de España para buscar una pronta salida al conflicto abierto con mayoristas e intermediarios.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar