Rocío Molína, la torreña que cayó del cielo y puso el Teatro Cervantes en pie

29
La bailaora torreña de de 32 años, Rocío Molina, volvió a ser profeta en su tierra, Málaga, con un lleno en el Teatro Cervantes donde presentaba “Caída del cielo” que con ella había inaugurado el Festival de Nimes y que puso al público en pie.
Rocío arrancó con bata de cola, tirada en el piso, haciendo alarde de técnica y de cuerpo porque ahora además de bailar de pie, también baila tumbada. Lo hizo con los sones de “Vuelta de Paso” del disco Omega, de Enrique Morente y Lagartija Nick, un tema que junto a “La leyenda del tiempo” del inmortal Camarón de la Isla a media función, dejaba claro que el espectáculo de Molína se alineaba con los estilos rompedores y sorprendentes.

Mostró un amplio repertorio de zapateados, giros y quiebros de tronco, manos, pies y brazos hechos en horizontal que lamían el suelo… como si bailara pegada a su sombra, pintando con su bata de cola lienzos imaginarios en la pintura de su arte. Y es que la torreña mezcló elementos del flamenco, del más ortodoxo, con danza contemporánea e incluso con bailes más propios de una rave. Todo conjuntando con elegancia, cautivando a todos los presentes.

La que fue Premio Nacional de Danza con 26 años, llegó recientemente a comentar que “esta obra me ha salido de los ovarios y con ella celebro ser mujer.” La verdad que sí, arreos no le faltó en una noche tremenda de baile y danza, que hizo ganarse y poner en pie al público asistente.
Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar