Las familias veleñas podrán beneficiarse de nuevas ayudas gracias a la renta mínima de inserción y el bono social eléctrico

13

Las familias más necesitadas de Vélez-Málaga podrán solicitar nuevas ayudas gracias a dos medidas aprobadas por la Junta de Andalucía, que hacen referencia a la renta mínima de inserción y al bono social eléctrico.
La concejala de Bienestar Social e Igualdad, Zoila Martín, informó de que estas ayudas van dirigidas a favorecer a los ciudadanos más vulnerables, los cuales podrán percibir ayudas que oscilan entre los 419,52 y los 779,87 euros mensuales y descuentos que van desde un 25 a un 40 or ciento en la factura de la luz.

La concejala de Bienestar Social e Igualdad, Zoila Martín, resaltó que se trata de un gran avance social que además está considerado un decreto con rango de ley por lo que se convierte en un derecho en favor de las personas más necesitadas. “Es una importante medida, que parte de Andalucía, de la que debería tomar buena nota el Gobierno central para aplicarla en el resto de comunidades y garantizar así la igualdad de los territorios”, señaló Martín.

La Renta Mínima de Inserción en Andalucía va destinada a las personas que ingresen menos de 415,35 euros mensuales, por lo que aproximadamente unas 45.000 familias, unas 120.000 personas, se beneficiarán de esta ayuda cada año. Tendrán prioridad las familias con menores a su cargo, las monomarentales y monoparentales, las mujeres víctimas de la violencia de género y las
personas con discapacidad.

Además del requisito de ingreso mínimo mensual, la unidad familiar debe estar empadronada en algún municipio andaluz desde hace al menos un año y el solicitante debe tener entre 25 y 64 años y debe estar inscrito en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) como demandante. Existen algunas excepciones en los requisitos cuando se trata de víctimas de violencia machista o rata de personas, e emigrantes andaluces retornados en el año anterior a la solicitud de ayuda.

Las personas entre 18 y 24 años se podrán beneficiar de la medida si tienen a su cargo menores o personas con discapacidad.
Se sustituye la referencia del salario mínimo interprofesional (SMI) por el indicador público de rentas de efectos múltiples (Iprem) para el establecimiento de la cuantía lo que hace que la cuantía a percibir sea ligeramente superior. De este modo, será el 78% del Iprem vigente en la fecha de resolución y se incrementará un 10% por cada integrante en la unidad familiar, hasta un máximo del 125%. Cuando la unidad familiar esté formada por seis o más personas, de las cuales por lo menos tres sean menores, se podrá llegar a un máximo del 145% del Iprem.

 

De manera que la ayuda oscilará entre los 419,52 y 779,87 euros por familia.  La renta mínima se concederá por un periodo de 12 meses, prorrogable a otros seis en determinados casos, y siempre que las circunstancias que motivaron su solicitud persistan. La
percepción de este dinero podrá suspenderse temporalmente en el supuesto de que el beneficiario suscriba un contrato de trabajo con una duración de entre uno y seis meses.

Estas ayudas se pueden solicitar a través de los Servicios Sociales Comunitarios o en la sede electrónica de la Junta de Andalucía.
Por otro lado, la edil de Servicios Sociales anunció también un Real Decreto que regula la aplicación del bono social de electricidad, basado en criterios de renta, y que supondrá descuentos de hasta el 40% en la factura de la luz para los consumidores más vulnerables.

La concejala de Bienestar Social e Igualdad, Zoila Martín, explicó que para acceder a esta ayuda es ecesario acudir a la  comercializadora para solicitar adherirse al bono y, posteriormente, es necesario acudir a Servicios Sociales donde se emitirá un certificado de vulnerabilidad, ya que “estas ayudas van destinadas solo a familias en riesgo de exclusión social y sin ingresos”.

En concreto, el descuento en la factura eléctrica será del 25% para los considerados consumidores vulnerables, que serán los hogares formados por pensionistas con pensiones mínimas, todas las familias numerosas y aquellos hogares con una renta anual de la unidad familiar que se inferior a unos determinados umbrales; unos 11.000 euros anuales para el caso de una persona sola y unos 19.000 euros anuales para una unidad familiar con dos menores. El umbral se incrementará para el caso de personas con discapacidad, para víctimas de violencia de género o de terrorismo.

El descuento se ampliará hasta el 40% para los consumidores considerados vulnerables severos, que serán aquellos cuya renta familiar sea inferior a la mitad de los umbrales establecidos para los vulnerables.
El real decreto establece también una tercera categoría de consumidores en riesgo de exclusión social que, además de tener rentas por debajo del umbral fijado para los severos, son atendidos por los servicios sociales de su comunidad autónoma, la cual les paga al menos el 50% del importe de su factura. A estas personas, por ejemplo, no se les podrá cortar la luz en caso de impago.
La nueva normativa recoge, además, una serie de medidas para reforzar la protección al consumidor, entre las que está la ampliación de dos a cuatro meses del plazo para cortar el suministro, una vez se produce el impago.

La concejala de Bienestar Social e Igualdad, Zoila Martín, recordó que “el objetivo del actual equipo de gobierno es apostar por las personas y porque todas las familias de nuestro municipio puedan contar con recursos mínimos; por ello, además de estas ayudas comunitarias, contamos en Vélez-Málaga con las ayudas de emergencia, el PEACA y otras medidas específicas que el Ayuntamiento pone en marcha para el municipio”.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido