Y el parquímetro llegó… ¡a Caleta de Vélez!

Por Lucía Godoy

Y el parquímetro llegó… ¡a Caleta de Vélez!



Primero fueron los contenedores para pilas, después los aparcamientos para las farmacias y el último detalle que se implantado en el municipio son las máquinas de parking. Sí, como lo leen y les dejo una foto testimonial.

Este martes día 12, los medios de comunicación estamos citados en la playa de Caleta de Vélez para que sean presentadas ciertas mejoras en la misma. Por cierto, llevo esperando desde junio que los huecos para ceniceros de playas tengan ceniceros, pero vamos a lo de la máquina.

Creo que les he hecho perder el hilo. Como decía, desde la Tenencia de Torre del Mar y desde el Ayuntamiento (porque las convocatorias suelen ser dobles) nos han convocado a la playa de Caleta de Vélez donde se van a presentar ciertas mejoras. Detalles, diría yo, que hacen, imagino, que el año que viene vuelva a estar certificada con bandera azul y Q de Calidad: un cambiador para bebé, un punto de crossbooking y… ¡lo qué más me emociona es… una máquina de parking!

Está situada en el llano que hay entrando al puerto donde, desde siempre, se ha aparcado sin tener que pagar. Ahora, se incorpora esta máquina y además se le denomina “zona verde” y está regulada por la Ordenanza Reguladora de Aparcamiento (ORA).

Tengo que ser sincera y decir que la ordenanza de nuestro municipio no me la he leído, pero yo tenía entendido que las zonas verdes se reservan para residentes y la azul, para rotación.

Sin embargo, esta última cuestión no es la que quiero desarrollar, si no que en la que me quiero centrar es en el hecho de que en el municipio se instale una máquina de parking. Y mi extrañeza radica en el hecho de que Vélez-Málaga cuenta con zona azul desde 2014 y recordemos, con romanticismo, cuando el tranvía funcionaba y nunca llegaron las tan prometidas máquinas expendendoras del billete. Ahora, en un llano donde apenas pueden caber 50 coches y en una zona donde la gente se va a echar el día de playa vamos a tener que estar pendiente del parquímetro.

El tiempo nos dirá si la instalación del parquímetro va a ser rentable o no en esta ubicación, pero tras dos años de implantación de zona azul en el municipio y teniendo en cuenta que los detalles marcan la diferencia, hay zonas donde hubiera sido más necesario, más rentable y más vistoso (sobre todo por aquello de que somos municipio de gran población) tener un parquímetro o unos cuantos.

Pero, que conste, que me alegra mucho que este tipo de detalles empiecen a verse por nuestro municipio porque al fin y al cabo, son elementos que también contribuyen a que seamos ciudad.