¿Por qué lo llaman deporte, cuando quieren decir fútbol?

Por Tomás A. Medina

¿Por qué lo llaman deporte, cuando quieren decir fútbol?



Aún no han pasado ni quince días desde la clausura de las olimpiadas, pero ya en la prensa “deportiva”, no son noticia, ni Mireia Belmonte, Rafa Nadal, las Chicas y los Chicos del Baloncesto, l@s palistas y hasta esos 17 etcéteras, que obtuvieron medalla en las recientes Olimpiadas de Río de Janeiro 2016.  

Cuando el balón de hexágonos se pone a rodar, todo se olvida, a las secciones de fútbol de diarios e informativos de tv, se les llama deporte, el deporte lo convierten en un sinónimo de fútbol.

Poco importa la machada de nuestros medallistas olímpicos, ante su hazañas rozando la heroicidad, solo vale si fue o no legal el gol de fulano, como empiezan el Madrid y el Barcelona. Nadie se acuerda de Ruth Beitia y su prodigioso salto, de las dos medallas de Mireia Belmonte, del esfuerzo de Rafa Nadal en tenis y su medalla del dobles, ni nuestros palistas, o alguno es capaz de repetir el nombre de nuestra palista en aguas bravas, hoy y ahora.

Ha sido un verano especial para nuestro Baloncesto con medallas de Plata para el senior Femenino y bronce para el Masculino, en las olimpiadas, en los Europeos de las categorías de formación medallas de Oro, primera posición, en la U20 y U16 de ambas categorías, Femeninas y Masculinas; Plata en la U18 Femenina; y hasta en los Mundiales  de 3X3, un bronce en las féminas y una medalla de plata en los mates.

A nivel nacional, esto ni se ha comentado, como no se comenta nada de la representación paralímpica que poco a poco se va desplazando a Río de Janeiro. Eso no vende. Que unos señores con discapacidades y falta de algunos de sus miembros, luchen contra el cronómetro, no tiene importancia, seguro que no mucho más que Ronaldo o Messi estén más bronceados o se den un tinte en el pelo, por cierto bastante hortera. Esto último es lo que vende, la “tableta” de Cristiano y no el esfuerzao de un discapacitado contra el cronómetro, o un equipo de BSR disputando y luchando por las medallas. O es que se machacan lo mismo, Lionel y Cristiano que nuestro Jesús Romero, tienen más mérito en los medios de comunicación y hacen estos que cada día tengan más dinero.

El fútbol, cada día es más un negocio que un deporte. Nos quejamos de los programas de Tele5, a los que llamamos tele basura, pero ya se roza lo esperpéntico cuando no hay noticia que destacar, se inventan polémicas, chanchullos o escándalos, donde no los hay, para seguir vendiendo.

Cuantas veces han sido noticia de primera plana, nuestros equipos femeninos y malagueños de Baloncesto o Balonmano, o el equipo de AMIVEL BSR… muy pocas, y casi siempre para una noticia escabrosa o un gran éxito, como la clasificación de nuestras chicas de Clínicas Rincón de Balonmano para la Copa de la Reina. ¿Acaso algún medio local, les notificó que el Mijas Gamarra de Baloncesto Femenino, se quedó a solo 3 puntos del ascenso a la 2ª división nacional (Liga FEM2)?, ¿verdad que no?, o que el Baloncesto Coín, se metió otro año, consecutivamente, para el ascenso a LEB Plata.

Por desgracia, a la prensa local y nacional solo les sirven el resto de deportes, para entretener a los futboleros, mientras no hay liga. Cuando hablan de los demás deportes es solo de aquellos equipos que son una sucursal de los de fútbol, como Madrid o Barcelona de Baloncesto o Balonmano, el resto no existe; el deporte femenino, no existe, ni tan siquiera cuando de un equipo de fútbol femenino se trata.

El culto al dinero, ha  sustituido al eslogan olímpico: “Citor, altior, Fortior” (más altos, más fuerte y más lejos).

Por favor no denosten la palabra deporte y cuando quieran hablar de Futbol háganlo por su nombre. El deporte cada día que pasa, es más otra cosa.

Tomás A. Medina Fernandez

Basquetman58