Los ocho intoxicados en un hotel de Cantabria forman parte de una excursión de ancianos, algunos de Rincón de la Victoria y La Cala

Los ocho intoxicados en un hotel de Cantabria forman parte de una excursión de ancianos, algunos de Rincón de la Victoria y La Cala



Al menos ocho personas han resultado intoxicadas por inhalación de monóxido de carbono, cinco de ellas graves, en el hotel Campomar de la localidad cántabra de Isla, según información actualizada del 061. Todos los afectados forman parte de una excursión de 45 de personas mayores, procedentes de la capital malagueña y de varios pueblos de la provincia, algunos de Rincón de la Victoria y La Cala del Moral pertenecientes a la Asociación Cultural, Deportiva, Benéfica y de Mujeres Azalea de La Cala del Moral y la Asociación de Mujeres de Rincón de la Victoria (Amuaxa).

Las cinco personas que se encuentran graves han sido trasladadas en UVIs del Servicio de Urgencias 061 al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander. También han sido evacuados al hospital de la capital cántabra los tres afectados en estado menos grave.  A estos ocho intoxicados hay que sumar otros 22 con carácter leve, también por inhalación  y entre los que se encuentran 9 menores de edad que pertenecen a una excursión de niños británicos.

El Gobierno de Cantabria ha habilitado un espacio de atención a los familiares de los afectados en la sala de espera de la UCI del Hospital Valdecilla. También ha puesto a disposición de las familias el número de teléfono de atención 942 31 94 00.
Los bomberos del Gobierno de Cantabria y las ambulancias del 061 han permanecido hasta las 11.00 horas en el establecimiento, en cuyo interior han atendido a los afectados por la intoxicación de gas.

Al parecer el suceso ha ocurrido en torno a las 8.30 horas en este hotel familiar y de temporada situado en la playa de La Arena, lejos del núcleo urbano de este pueblo turístico. Los excursionistas que no han resultado afectados por la intoxicación han sido reubicados en otro hotel.  Las causas del suceso no se han determinado por el momento si bien se apunta al mal funcionamiento de una caldera.