Los vecinos y las prioridades del político

Por Fernando Elías

Los vecinos y las prioridades del político



Los vecinos de España, los de Andalucía, los de Málaga, los vecinos de Vélez-Málaga, los de Almayate, los de Lagos, los vecinos de Triana, los de Torre del Mar, los de Trapiche, los vecinos de Cajiz, Chilches, los de Mezquitilla, los de Valleniza, los vecinos de Benajarafe, los vecinos paganinis de tributos varios, numerosos, abundantes, ya tengan recursos como si no los tienen, pero paganinis por aquello de que hay que pagar para tener servicios públicos educativos, sanitarios, sociales, de infraestructuras, de seguridad, de justicia, etc. etc….bueno, se me olvidaban los vecinos de Europa, que también son nuestros vecinos y viceversa…¡ Qué alegría el poder tributar, qué felicidad pagar para tener, para tener pan, para tener agua, para tener electricidad, y ¡cómo no !…para tener un techo donde vivir con dignidad.

Nuestros vecinos políticos europeos, nuestros vecinos del Gobierno y oposición de España, nuestros vecinos del Gobierno y los del no Gobierno de Andalucía, nuestros vecinos del Gobierno y oposición de nuestro pueblo, nuestros vecinos políticos de nuestra provincia, ¡ qué alegría, qué satisfacción y alborozo, qué inmenso gozo !; siempre es importante tenerlos ahí, cerca de todos, siempre atentos para que no falten los servicios sociales necesarios, para que las personas dependientes tengan una asistencia digna, para que tengamos esas magníficas residencias para personas sin recursos y sin posibilidad de una atención digna; para que los centros educativos estén en las mejores condiciones; para que la industria y sectores productivos, los autónomos y los trabajadores tengamos las mejores condiciones mínimamente aceptables; para que los centros sanitarios estén dotados de los profesionales y de los medios materiales precisos y suficientes; y así sería un largo etcétera.

Si miramos a nuestro alrededor y echamos la vista atrás, si observamos el momento presente y porqué no, el futuro más cercano, si analizamos los discursos de nuestros políticos, en general, si tiramos de la hemeroteca, si conocemos la deuda pública, esto es lo que todos los vecinos debemos de pagar de una manera o de otra, vía impuestos, tributos, recortes de servicios públicos y de derechos, podemos llegar a una conclusión evidente y convincente: NO HAY DINERO.

No hay dinero es la respuesta corriente, rutinaria, ordinaria, por supuesto no convincente, cuando vemos las prioridades del Barquero ( las del político de turno, el que toque ). Resulta que no hay dinero para construir vivienda pública en alquiler o en venta para muchos vecinos con salarios, el que los tenga, bajísimos, aún trabajando muchas horas; resulta que NO HAY DINERO para contratar más médicos, para construir Residencias para personas dependientes, para mejorar la formación y sistema educativo, no hay dinero para contratar auxiliares para ayuda a domicilio, para guarderías, etc…

¡ Que no hay dinero !, …ya lo sabemos todos, con la DEUDA pública que tenemos no hace falta que nos digan que NO HAY DINERO, lo sabemos y lo conocemos; sin embargo, y aquí si hay que hacer comparaciones, SÍ HAY DINERO para fiestas múltiples, fanfarrias numerosas, eventos sin retorno y sin beneficio, grandes inversiones, grandes obras sin provecho para el interés general que debería estar marcado por las PRIORIDADES; y eso quiero yo saber cuando lleguen las elecciones, me da igual del ámbito que sean, ¿cuáles son las prioridades en el gasto público?; interesante saberlo para poder votar con conocimiento de causa. Un ruego: En las próximas elecciones municipales, por lo de la cercanía, pido desde este artículo que DIGAN ALTO Y CLARO cuáles son las prioridades dentro de la tan manida frase: NO HAY DINERO…¿ para qué no hay dinero ?