Málaga despliega su alfombra roja para ser el escaparate del cine en español

Málaga despliega su alfombra roja para ser el escaparate del cine en español

Málaga ultima los preparativos para que, a partir de este viernes, convertirse un año más, y van veintiuno, en escaparate y punto de encuentro de la industria audiovisual española e iberoamericana con una nueva edición de su Festival de Cine en Español.

Después de haber cruzado el charco en 2017 al integrar el cine iberoamericano en la sección oficial del Festival, este año se produce la confirmación de este carácter internacional, con nueve de los diecinueve largometrajes de la sección oficial a concurso procedentes del otro lado del Atlántico.

Como suele afirmar el director del Festival, Juan Antonio Vigar, esta nutrida presencia llega después de haber “afianzado en los últimos meses la cercanía con la industria audiovisual española, y especialmente iberoamericana”, a través de una intensa labor de promoción en otros certámenes y encuentros del sector.

También internacionales son dos de los homenajeados, el mexicano Guillermo del Toro, que recibirá el Premio Málaga tras triunfar en los últimos Óscar, y el director español más internacional, Juan Antonio Bayona, a quien se le dedica la Retrospectiva.

Otro de los pilares de esta edición es el refuerzo del área de industria bajo la marca Mafiz (Málaga Festival Industry Zone), que además concentrará sus actividades en el Palmeral de las Sorpresas del puerto malagueño para que los visitantes puedan descubrir “una ciudad mediterránea y luminosa”, según Vigar.

El Festival ha querido además este año hacer más visible el trabajo de las mujeres cineastas y, aunque su presencia sigue siendo minoritaria en esta industria, el 37 por ciento de las películas seleccionadas en las distintas secciones son obra de directoras, así como once de los diecisiete documentales de esta sección oficial.

En el apartado de homenajes están también el diseñador de vestuario Paco Delgado, que recogerá el Premio Ricardo Franco; la actriz Mónica Randall, galardonada con la Biznaga Ciudad del Paraíso, y el director Rodrigo Sorogoyen, Premio Eloy la Iglesia, mientras que “Un hombre llamado Flor de Otoño”, de Pedro Olea, será reconocida como Película de Oro.

La sección oficial mantiene su apuesta, según Vigar, de “aunar lo comercial con lo autoral”, y de incluir “nombres con una significativa trayectoria junto a jóvenes con una mirada distinta y más contemporánea”.

Competirán las películas “Las leyes de la termodinámica”, de Mateo Gil; “La voz del silencio” (Brasil), de André Ristum; “Ana de día”, de Andrea Jaurrieta; “Benzinho” (Brasil), de Gustavo Pizzi; “Casi 40”, de David Trueba; “El mundo es suyo”, de Alfonso Sánchez; “Formentera Lady”, de Pau Durá, e “Invisible” (Argentina), de Pablo Georgelli.

También en sección oficial se verán “La reina del miedo” (Argentina-Dinamarca), de Valeria Bertuccelli; “Las distancias”, de Elena Trapé; “Los adioses” (México), de Natalia Beristain; “Los buenos demonios” (Cuba), de Gerardo Chijona; “Memorias de un hombre en pijama”, de Carlos Fernández de Vigo; “Mi querida cofradía”, de Marta Díaz de Lope, y “No dormirás”, de Gustavo Hernández.

Completan la competición “Ojos de madera” (Uruguay, Argentina y Venezuela), de Roberto Suárez y Germán Tejeira; “Sergio & Serguéi” (Cuba), de Ernesto Daranas; “Sin fin”, de César y José Esteban Alenda, y “Violeta al fin” (Costa Rica-México), de Hilda Hidalgo, mientras que fuera de concurso se presentará en la jornada de clausura “El mejor verano de mi vida”, de Dani de la Orden.

El certamen malagueño, que ha conseguido ser el festival de cine en España con más seguidores en la red social Twitter -con casi 94.200 a día de hoy-, espera confirmarse desde mañana y durante los diez días siguientes como cita ineludible del cine en español.

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

1 × 1 =