No seas petardo, por favor

23

Es de sobra conocido que la Navidad es una época de celebración, de pasárselo bien y disfrutar al máximo. Lo que a algunos se les olvida es que se puede hacer todo esto sin perjudicar al que tienes al lado o en la acera de enfrente.

Los protagonistas de estas fiestas, como son los mantecados, Papa Noel y el alcohol, están siendo relegados por unos saquitos alargados, aparentemente inofensivos, pero que al explotar hacen un ruido ensordecedor. Sí, son los petardos. Esos que a más de uno nos han dado un susto de muerte cuando estabamos en nuestras casas tranquilos viendo la tele o caminando por la calle. Desgraciadamente, “susto de muerte” se ha convertido en una expresión literal porque a Pancho le ha costado la vida un petardo. Este perro estaba acompañando a su familia en Nochebuena cuando escuchó la explosión de uno, provocándole un infarto. A los que les gusta los petardos y la pirotecnia seguro que quitan importancia a este hecho, pero la realidad es que también hay niños pequeños que se asustan al escucharlos.

Entonces, ¿es normal que sea la hora o la zona que sea se escuchen estas pequeñas, pero sonoras, explosiones? Parece que no sirve de mucho que las instituciones públicas, como por ejemplo el Ayuntamiento de Málaga, recuerden que “no está permitido vender y utilizar artículos pirotécnicos en la calle, como los molestos petardos, y que su venta sólo está permitida en establecimientos con la autorización pertinente”. En Vélez-Málaga, la Ordenanza de Civismo también prohibe “portar mechas encendidas o explosionar petardos, bengalas, cohetes y toda clase de artículos pirotécnicos que puedan producir ruidos o incendios en la vía pública, salvo autorización expresa de la Administración”.

¿Por qué las instituciones públicas no hacen algo para controlar a las personas, ya sean grandes o pequeños, que tiran petardos en la calle? ¿De qué sirve prohibir algo si después no se toman medidas? ¿Van a esperar a que suceda algo como el incendio de una palmera en Málaga, que un niño se queme un dedo o a que una persona que va caminando tranquilamente por la calle le explote uno cerca y le cause algún daño?

Quizás lo mejor sea empezar por uno mismo y ser conscientes de que tirar un petardo no tiene nada de divertido.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar