Nueva campaña de la DGT para revisar el estado de los neumáticos, frenos y luces

Nueva campaña de la DGT para revisar el estado de los neumáticos, frenos y luces



La DGT pone en marcha este lunes una campaña especial para revisar de manera intensiva el estado general de los vehículos que circulan por las carreteras españolas y si tienen vigente la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Esta campaña durará hasta el domingo 23 y los agentes de la Guardia Civil y el resto de policías locales y autonómicos realizarán controles en los que prestarán especial atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo, como los neumáticos, los frenos, las luces o la señalización, entre otros.

Según Tráfico, más de un millón de coches circulan con graves defectos en los neumáticos y uno de cada cinco no pasa la ITV. Son datos que ha constatado este lunes al dar comienzo a la citada campaña especial para supervisar el estado de los vehículos. Según datos oficiales, en 2016 la antigüedad media de los vehículos en los que viajaban las víctimas mortales de accidentes en carretera fue de 12 años en turismo, 9 años en motocicleta y de 13 años en el caso de camiones de hasta 3.500 kilogramos.
Lo que pone de relieve que, en comparación con los turismos de hasta cuatro años, el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior en aquellos de 10 a 14 años y 2,2 veces superior en los de 15 a 19 años. En relación con los neumáticos, la DGT calcula que más de un millón de vehículos circulan con defectos graves en las ruedas, principalmente por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal de 1,6 milímetros. O por tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión o una alineación incorrecta y circular con una presión errónea.

Respecto al alumbrado y señalización, recomiendan prestar especial atención a la utilización, mantenimiento y regulación de los faros, para conseguir, por un lado, disponer de luz suficiente y, por otro, no deslumbrar a quien circula por las mismas vías públicas.
Tráfico recuerda que las luces de los faros deben cambiarse cada 40.000 kilómetros o cada dos años, siempre de dos en dos Para prevenir su desgaste, desde Tráfico recuerdan que las lámparas van reduciendo su intensidad con el uso, por lo que deben cambiarse cada 40.000 kilómetros o cada dos años, siempre de dos en dos, para que su uso sea simétrico. Del mismo modo que resulta fundamental mantener los faros y pilotos limpios.

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

15 − Nueve =