El padre que reclamaba a su hija desde agosto regresa con ella en cumplimiento del acuerdo de un juzgado de Torrox

El padre que reclamaba a su hija desde agosto regresa con ella en cumplimiento del acuerdo de un juzgado de Torrox



El padre que reclamaba a su hija de diez años desde el pasado mes de agosto, por tener su guardia y custodia, ha regresado este domingo con la menor, cumpliéndose así el acuerdo adoptado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Torrox, que había fijado para este domingo la entrega de la niña por parte de su madre, natural de Venezuela y residente en Nerja.

Así lo ha afirmado el propio padre, José Luis Franco, quien ha celebrado que “por fin” vuelve a estar con su hija, a la que ha recogido pasadas las 20,00 horas de este domingo en el bloque de viviendas donde estaba viviendo con su madre, en la localidad malagueña de Nerja.
Tras recogerla, padre e hija han emprendido el camino hasta el domicilio del progenitor, en la provincia de Granada, según ha confirmado José Luis Franco, que ha valorado además que, con este paso, su hija podrá volver este lunes a su colegio y “empezar su rutina”. “Gracias a Dios, por fin estoy con mi hija y su madre ha hecho caso a la justicia”, ha resumido el padre de esta niña, que ha señalado que tenía ganas de estar con ella de nuevo.
El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Torrox acordó que la entrega de esta menor a su padre fuera este domingo, así como decretó la prohibición de sacar a la niña fuera del territorio nacional. La jueza tomó esta decisión en el transcurso de la comparecencia que se celebró el pasado martes a petición de la Fiscalía y a la que acudieron los dos progenitores, que mostraron su conformidad con estas y el resto de medidas de carácter “urgente” que han sido adoptadas desde el Juzgado, según informaron fuentes judiciales.
Así, la madre, vecina de Nerja, aceptó entregar este domingo a la niña, que no está asistiendo a clase en el colegio granadino donde está matriculada, ni en ningún otro. Aunque la medida tiene carácter urgente y la restitución de la menor se podría haber ejecutado el martes, la jueza consideró conveniente que se formalizase este domingo, de modo que la pequeña tuviera tiempo suficiente para hacer las maletas y prepararse.

El padre se ha comprometido por su parte a llevar a su hija todos los fines de semana con su madre, de modo que el cambio no le resulte “traumático”. Todo ello mientras se celebra la vista en la que se resolverán las cuestiones de fondo. Este mismo Juzgado de Torrox ya ordenó hace unos días a esta madre la “inmediata” entrega de su hija al padre, después que incumpliera el régimen de visitas que le obligaba a devolverla el 16 de agosto. A finales de la semana pasada, la progenitora llevó a la menor a esta sede judicial con la idea de cumplir el requerimiento, pero dado que no era el lugar adecuado para hacerlo se le comunicó que se la llevara hasta la celebración de la comparecencia del pasado martes.