Podemos Vélez-Málaga lamenta la falta de diálogo del gobierno tripartito de la ciudad en la tramitación de los presupuestos

Desde el círculo de la localidad tachan de “soberbia” la actitud del concejal de Hacienda, el socialista Juan Carlos Márquez, incapaz de responder ni con un acuse de recibo a las alegaciones presentadas por la formación morada

Podemos Vélez-Málaga lamenta la falta de diálogo del gobierno tripartito de la ciudad en la tramitación de los presupuestos



Desde Podemos critican que durante el pleno extraordinario para aprobar los presupuestos de 2017 no se tuvo en cuenta a esta formación política. “Una sola vez se  escuchó el nombre de Podemos y  no fue con motivo de las alegaciones que desde nuestro círculo registramos en tiempo y forma, sino para utilizarnos como arma arrojadiza por parte de un miembro del gobierno en su batalla dialéctica con un partido de la oposición”, expresan.

Sostienen que Podemos fue para el concejal de Hacienda, Juan Carlos Márquez (PSOE), “ese partido sin representación municipal” cuyos votantes “no merecen no ya una explicación, sino tan siquiera un mero acuse de recibo”.

De este modo, la formación morada denuncia que Márquez se negó “por segundo año consecutivo” a facilitar una copia del borrador del documento económico para su estudio, dificultando  por todos los medios el acceso, como exige la ley, al presupuesto aprobado inicialmente durante el periodo de exposición pública “no ya a Podemos sino a cualquier ciudadano”. “El edil no solo no ha admitido a trámite ninguna de las alegaciones presentadas por nuestro partido conformes a derecho, sino que haciendo gala de un espíritu democrático impropio de un gobernante que se llama a sí mismo progresista, ha evitado nuevamente responder por ningún cauce a las demandas presentadas por esta formación”, critican desde Podemos.

La formación morada entiende que “con honrosas excepciones, esta es la práctica habitual de un gobierno para el que la transparencia y la participación son palabras huecas”.  Así, a pesar de que la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local reconoce taxativamente (art. 69.1) que “Las Corporaciones locales facilitarán la más amplia información sobre su actividad y la participación de todos los ciudadanos en la vida local”,  la práctica del actual equipo de gobierno imposibilita que las mejores propuestas puedan ser estudiadas con independencia de donde provengan, anteponiendo de este modo los intereses partidistas al interés general”.

Una de las consecuencias directas sobre la ciudadanía de  “falta de diálogo y permeabilidad del edil de Hacienda”, según Podemos es el carpetazo a incrementar la partida destinada a la “Reparación y conservación de centros educativos” cuyos 52.000€  son claramente insuficientes habida cuenta de las numerosas deficiencias que tienen muchos de nuestros centros escolares. Del mismo modo, se ha desestimado, como es preceptivo, que el Ayuntamiento se dote de un Plan Estratégico de Subvenciones debidamente aprobado que permita regular de modo claro y transparente las ayudas que se conceden a empresas, familias e instituciones sin ánimo de lucro; y del mismo modo, por citar solo otro ejemplo, tampoco se creará el Tribunal Económico- Administrativo como órgano de salvaguarda de los derechos de la ciudadanía.

“Si en el pasado confiábamos en que estas actitudes pudieran corregirse, alcanzado el ecuador de la legislatura no cabe duda ya de que son marca de la casa y de que no cabe hacerse ilusiones”, indican desde Podemos.  “A dos años de las municipales de 2019 cada vez resulta más evidente que se perfilan dos alternativas en el horizonte: la que representa un Partido Popular cuyo líder hace más política en los juzgados que en la calle y el Ayuntamiento y que es el más claro ejemplo en nuestra provincia de populismo de derechas; u otra más pegada a la ciudadanía, que ponga los problemas de la gente en el centro y que habrá de contar necesariamente con Podemos como uno de sus principales protagonistas”.