PP critica que la renta mínima de la Junta sólo llega al 3,5% de los malagueños en riesgo de exclusión

PP critica que la renta mínima de la Junta sólo llega al 3,5% de los malagueños en riesgo de exclusión

La vicesecretaria de Acción Social del PP de Málaga, Ruth Sarabia, ha criticado que la renta mínima aprobada por la Junta de Andalucía sólo va a llegar al 3,5 por ciento de los malagueños que se encuentran en riesgo de exclusión social, “según los propios

Así, ha considerado que “la mayoría de las familias se van a quedar fuera de esta ayuda”, poniendo también en entredicho que el PSOE “se dedique ahora a vender como ‘derechos conquistados’ sus propios incumplimientos en lo que tiene que ver con dependencia, con el colectivo de personas con discapacidad o de las familias en situación más vulnerable”. “Lo que trata de hacer el PSOE en realidad es esconder en su propaganda la realidad de su gestión al frente de la Junta de Andalucía”, ha dicho Sarabia, quien ha agregado que los datos objetivos “son difíciles de contrarrestar”.

La realidad, ha continuado la ‘popular’ en un comunicado, “es tozuda en lo que respecta a las carencias de la gestión socialista en materia social”. Por ello, ha criticado que se “venda a bombo y platillo una medida como la renta mínima que sin embargo sólo cuenta con una cuarta parte de la financiación comprometida y que deja fuera a 97 de cada 100 personas”.

“RECORTES A ASOCIACIONES Y COLECTIVOS”

Sarabia ha puesto otros ejemplos en esta materia, indicando que es “escandaloso” que las asociaciones y colectivos sociales de la provincia “hayan visto recortados por la Junta un 80 por ciento las subvenciones derivadas del IRPF”. “Los proyectos que estaban garantizados a través del IRPF cuando dependía del Gobierno de España ahora su continuidad peligra, pese al compromiso de las autonomías de que debían garantizarse las iniciativas ya iniciadas”, ha apostillado.

En este punto, ha lamentado que las entidades tengan ahora que “andar mendigando lo que con el Gobierno central tenían garantizado, cuando gracias a su trabajo es como se mantiene el soporte para tantas personas que lo necesitan”. “Es una acción que va contra las personas más desfavorecidas, contra el trabajo desinteresado de los empleados y voluntarios de las asociaciones y los colectivos, que dan la cara ante competencias que debería asumir la Junta”, ha rechazado.

A ello ha sumado los “recortes” en la convocatoria de subvenciones propias del Gobierno andaluz “con una reducción de las ayudas del 75 por ciento”: “las entidades andaluzas han dejado de tener garantizadas, por una vía o por otra, los recursos que se les transfería años atrás y eso no se puede ocultar con ninguna campaña de propaganda”.